WhatsApp ha arreglado un fallo que permitía ver conversaciones de terceros usando un GIF malicioso. Sucedía en dispositivos con Android entre las versiones 8.1 y 9.

El hack funcionaba enviando el archivo que parece una imagen animada. Una vez recibido y posteriormente abierto, WhatsApp podía ser vulnerado y así acceder a las conversaciones.

El descubrimiento fue hecho por un investigador de seguridad informática llamado Awakened, que en un video muestra cómo después de enviar el GIF a un tercero, obtiene acceso a las imágenes, videos y chats del dispositivo.

Facebook, quienes son dueños de WhatsApp, publicaron una actualización de la aplicación el mes pasado y aseguraron que fue muy poco probable que alguien haya usado la técnica mostrada para acceder a chats de otros smartphones. Eso no garantiza que haya sucedido.

En un comunicado enviado a CNN explican: “No tenemos razones para creer que usuarios fueron afectados por este fallo. Siempre estamos trabajando en mejores formas para ofrecer actualizaciones de seguridad”.

Aunque es verdad que los chats de WhatsApp son cifrados de punto a punto, es decir, es prácticamente imposible acceder a chats, como cualquier otro sistema, siempre tendrá vulnerabilidades y fallos. Es extremadamente importante no abrir archivos enviados por otras personas, sobre todo de desconocidos, aunque parezcan una simple imagen.