Usó agua del grifo para un lavado nasal y una ameba comecerebros la mató – Noticias Ya


(NOTICIAS YA).-Una mujer de Seattle se hizo un lavado nasal con agua del grifo. Un año más tarde, ella murió por una ameba devoradora de cerebros, se informó esta semana en el International Journal of Infectious Diseases.

Según información de CNN, la persona de 69 años cuyo nombre no fue dado, tenía una infección sinusal persistente. Durante un mes trató de deshacerse de ella utilizando una olla Neti, un remedio casero para lavar los paranasales, pero usó agua del grifo en lugar de usar agua estéril, como se recomienda.

Las ollas Neti se usan para verter salina en una fosa nasal y fuera de la otra para irrigar los senos paranasales, generalmente para combatir las alergias o infecciones.

Según los médicos que trataron a la mujer, el agua de la llave que ella usó contenía una ameba comecerebros que puede causar una infección muy rara y casi siempre mortal, llamada Balamuthia mandrillaris.

Una vez en su cuerpo, la ameba se dedicó lentamente a su trabajo y le quitó la vida.

Primero, desarrolló una llaga roja y elevada en el puente de su nariz. Los médicos pensaron que era una erupción y le recetaron un ungüento antibiótico, pero eso no proporcionó alivio.

En el transcurso de un año, los dermatólogos buscaron un diagnóstico. Entonces, el lado izquierdo del cuerpo de la mujer comenzó a temblar y experimentó un ataque que debilitaba su brazo.

Una tomografía computarizada mostró una lesión anormal en su cerebro que indicaba que podría tener un tumor y su cerebro empeoraba rapidamente. 

La masa estaba creciendo y empezaban a aparecer nuevas lesiones.

Una neurocirujana en el Centro Médico Sueco, le abrió el cráneo para examinar su cerebro y descubrió que estaba infectada con amebas, señaló el medio de comunicación.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) llevaron la droga anti-ameba miltefosina a Seattle para intentar salvar la vida de la mujer, pero ella cayó en coma y murió.

La mayoría de los casos de Balamuthia no se diagnostican hasta inmediatamente antes de la muerte o después de la muerte, por lo que los médicos no tienen mucha experiencia en el tratamiento de la ameba, dijeron los CDC.

Los médicos esperan que su caso permita que otros médicos sepan que deben considerar una infección por ameba si un paciente tiene una llaga o sarpullido en la nariz después de enjuagarse los senos nasales.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: