Unos 700 estudiantes se fueron de pinta con Cuarón a ver Roma gratis


Ana Mónica Rodríguez

 

Periódico La Jornada
Miércoles 28 de noviembre de 2018, p. 9

Aunque los ánimos fueron de contrastes al terminar la proyección de la película Roma, de Alfonso Cuarón, algunos de los cerca de 700 estudiantes que asistieron este martes al Auditorio BlackBerry agradecieron la atención del cineasta mexicano por invitarlos a una función gratuita para irse de pinta.

Para la matiné, que comenzó después de las 11 de la mañana, a la cual invitó Cuarón –el lunes en su cuenta de Twitter–, los estudiantes de diversas escuelas y edades –en su gran mayoría jóvenes–, llegaron desde temprano para hacer fila en la entrada del inmueble de la colonia Condesa, la cual por momentos rodeaba la manzana.

Los asistentes llegaron de manera paulatina, ya fuera solos, en pareja o en grupos. Los más tempraneros se formaron desde antes de las 8:30 de la mañana y esperaron estoicos hasta pasadas las 10, cuando fueron abiertas las puertas del recinto y pudieron ingresar luego de mostrar una credencial vigente a los elementos de seguridad.

Entre los millennials aparecieron los improvisados desayunos –galletas, yogurt o jugos–, los celulares para revisar las redes sociales y los audífonos para escuchar música y hacer más placentera la espera.

Cupo para todos

No faltaron los que llegaron apresurados después de las 11 horas y pudieron entrar a ver la proyección de la cinta que ha agotado taquillas en diversas salas de Ciudad de México.

De la Universidad Nacional Autónoma de México, del Instituto Politécnico Nacional y de la Universidad del Claustro de Sor Juana, entre otras instituciones públicas y privadas, provenían los espectadores, que coincidieron en afirmar que Roma es una de las mejores películas mexicanas que hay actualmente.

Además, dicen que podría ganar un Óscar, comentó un joven estudiante de leyes, quien entre serio y divertido, agregó: imagínate estar junto a Cuarón ahí parado, no pues, qué más se podía pedir hoy.

Jana Zaldívar, directora del auditorio BlackBerry explicó que las funciones de Roma en el recinto sólo estaban programadas para este martes: “la función de las 11 la pensamos para estudiantes y gratuita. La idea es que todos tengan acceso. Para las siguientes exhibiciones (15, 18:15 y 21:30 horas) en este inmueble, las localidades fueron vendidas. Lo que se recaude tanto por la venta de boletos como en alimentos y bebidas será donado a la fundación Pienza Sostenible, que tiene el propósito de ayudar a la reconstrucción de México luego del sismo de 2017.


▲ Los jóvenes llegaron al Auditorio BlackBerry desde antes de las 8:30 horas. La función empezó a las 11. Algunos de ellos agradecieron al cineasta la invitación.Foto Cristina Rodríguez

El aforo para cada función es para 2 mil personas y tuvimos una buena convocatoria de un día para otro; con los estudiantes sólo esperábamos alrededor de 500 y casi tuvimos una asistencia de 700 personas en planta baja.

Fuera de la costumbre

Con estas exhibiciones y la invitación de Cuarón a los estudiantes se corrobora lo que el cineasta escribió en su red social: “las salas de cine o instituciones interesadas en exhibir Roma, por favor, comuníquense a: [email protected]”.

A propósito de la proyección de la cinta en diversos e inusuales recintos, una estudiante de arquitectura señaló: esto nos permite salir a otros lugares para ver cine de otra forma, además de las salas y las grandes plazas comerciales a los que nos hemos acostumbrado.

Por otro lado, este martes casi un centenar de cinéfilos se empezó a formar desde por ahí de las 8:30 de la mañana sobre la calle de González Martínez con la esperanza –cumplida para unos– de conseguir entrada para las funciones de Roma en el Cinematógrafo del Chopo, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La cinta tendrá 26 funciones en la sala del Museo Universitario del Chopo, del 29 de noviembre al 15 de diciembre en programas dobles o triples.

Para Raúl Chávez, estudiante de cine en Ciudad Universitaria, el propósito de ir al Chopo radica en el sonido. De 7.1 atmos, explicó Francisco Pérez, el proyectista, sobre la cinta de formato DCP que ya está bajo llave.

(Con información de Jaime Whaley)



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: