¡Una superstición!, la razón que impide ocupar extensión de panteón en Tlahuelilpan



Las supersticiones de que al sepultar el primer cuerpo en un panteón nuevo este se llevará a sus familiares, ha impedido que la extensión del cementerio que se realizó en Tlahuelilpan, Hidalgo, para las víctimas de la explosión de un ducto de Pemex sea ocupado, por lo cual se planea una fosa común con restos no identificados.

El alcalde de ese lugar, Juan Pedro Cruz Frías, señaló que derivado del estallido de una toma clandestina en un ducto de Pemex en la comunidad de San Primitivo, el panteón municipal resultó insuficiente para las víctimas, por lo cual se construyó una extensión de alrededor de una hectárea.

El problema, dijo, es que nadie quiere ser el primero en sepultar a sus seres queridos, “la creencia es de que el primer cuerpo que se sepulté se lleva toda la familia, por eso nadie quiere y de ahí no los saco. Lo que están haciendo es vaciar las tumbas de sus familiares que llevan más de siete años de fallecidos y esas las ocupan”.

Mencionó que desde el accidente el 18 de enero se han tenido al menos 30 sepelios en el panteón, sin embargo solo hubo posibilidad de que se abrieran siete fosas, el resto de víctimas son enterradas con sus familiares ya que las fosas tienen cupo para dos ataúdes, indicó.

Hay otro cementerio en el municipio el cual se ubica en la comunidad de Teltipán donde se han tenido al menos siete sepelios, pero este, dijo, se encuentra alejado de la cabecera municipal, por ello se han buscado opciones para que se ocupe la primera fosa en la extensión del panteón municipal.

El edil dio a conocer que fueron los mismos familiares de las víctimas de la explosión quienes propusieron que se realice un barrido en el predio donde ocurrió el accidente y con los restos que se puedan recuperar se abra la primera fosa, de esta manera se tendría un lugar donde los vecinos puedan acudir a recordar a sus familiares y a su vez se ocuparía la extensión del panteón.

Sin embargo señaló que para ello la Procuraduría de Justicia debe autorizar que se realicen estos trabajos, debido a que el terreno todavía se encuentra acordonado, “ellos me deben de decir que si se puede hacer una vez que ya no tengan nada de trabajo pericial, para nosotros poder realizar este barrido”, indicó.

También dijo que se pretende realizar un memorial en el lugar del accidente, por lo que recurrirán con el dueño de la parcela, para saber si la puede donar o vender y poder realizar este memorial por las 130 muertes que ha dejado hasta el momento este accidente.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: