Una ola de calor deja temperaturas de 30 grados en Grecia y gente bañándose en la playa en pleno mes de enero


Mientras en España la borrasca Filomena ha dejado los termómetros desplomados y las calles, casas y carreteras llenas de nieve, en otros países, del mismo hemisferio, la situación es bien distinta. Es el caso de Grecia. En Atenas, las temperaturas han superado los 30 grados por una ola de calor. Por eso muchos atenienses han pasado el fin de semana disfrutando del sol, el mar y la playa, conscientes de la fecha y de la anomalía climática.



MÁS INFORMACIÓN

Facebook
A %d blogueros les gusta esto: