Un quinto partido con poco y mucho que perder para Barça y Madrid


Desprovista y desnuda de cualquier tipo de contexto, la noticia suena idéntica para unos y otros: Real Madrid y Barcelona afrontan hoy su quinto y decisivo choque de cuartos de final de la Euroliga de baloncesto. Los blancos rinden visita al Anadolu Efes (18.45 horas) y los azulgrana reciben al Zenit (21.00 horas).

Pero, a partir de ahí, nada es igual, pues el escenario a su alrededor todo lo determina: el Madrid sueña con una clasificación para la Final Four que se antojaba imposible hace una semana y que ha tomado cuerpo a base de corazón y un espíritu indomable a lo largo de una eliminatoria esquizofrénica. La derrota casi se asume y la victoria rondaría lo casi milagroso, otra vez. Perder, sin embargo, sería un mayúsculo fracaso para las huestes del Barcelona: es un equipo diseñado para reinar en Europa y hoy solo cabe ganar, como sea.

Usman Garuba, en el partido ante el Efes.

El Zenit se ha convertido en un dolor de muelas para el líder de la fase regular, construyendo una telaraña defensiva que ha difuminado a dos de las grandes estrellas del Barcelona: Mirotic y Calathes. El caso del jugador hispano-montenegrino es el más evidente. En los cuatro partidos de la eliminatoria ha anotado una media de 9 puntos, muy lejos de los 16,8 que anotó en la fase regular.

Así, el Barça está sobreviviendo gracias a los chispazos de Higgins y la solvencia en la zona de Davies, cuya aportación en ataque fue especialmente destacada en los tres primeros partidos. Pero más allá de las sensaciones ofensivas, los dos partidos que ha perdido el Barça han coincidido con actuaciones excelentes de Kevin Pangos. Si el Barcelona logra parar hoy al base canadiense tendrá mucho trabajo adelantado.

Cartel de la Final Four 2021 de la Euroliga.

Mientras, el Real Madrid vuelve a remar a contracorriente en su regreso a tierras turcas, donde se llevó dos soberanas palizas. Después, llegaron las obras de fe que igualaron la eliminatoria y convierten el quinto partido de hoy en una ruleta rusa para los dos equipos: el Efes es mejor, sí, pero cualquiera se fía ya. Y de moral, escuchando ayer a Pablo Laso, el Madrid llega con el viento de cara: “Sabemos la dificultad, pero la motivación tiene que existir y existe. En ese sentido al equipo lo veo bien, está preparado para saber la dificultad que tenemos, para entenderla y para ser capaces de competir al máximo. Sabíamos que teníamos un reto muy complicado en casa contra un gran equipo, pero el equipo estuvo magnífico”.

El optimismo blanco parece también encontrar eco en su enfermería: ha viajado toda la plantilla disponible, incluidos Tavares y Thompkins, que podrían ser de la partida. Laso, no obstante, sigue sin tenerlo claro: “Ahora mismo diría que me gustaría contar con todos. Soy optimista”. Al entrenador blanco también le preguntaron por el tipo de partido que espera: “Puede no parecerse a ninguno de los cuatro, pero ojalá tenga el resultado de los dos últimos”.

Presente y pasado desigual

aunque en la actualidad es el Barcelona quien parece con más opciones de llegar a la Final Four, es el Real Madrid quien suma más participaciones en esa ronda final en la última década. Los azulgrana suman ya siete años sin llegar, “demasiado”, según reconoció el actual mánager general de la sección, Juan Carlos Navarro. Mientras, en los últimos siete años, el Real Madrid fue finalista cuatro veces, conquistando el título en dos.



MÁS INFORMACIÓN

Facebook
A %d blogueros les gusta esto: