Tardanza y lenta circulación de trenes marcaron el reinicio de las líneas 4, 5 y 6



Tardanza y lenta circulación de trenes marcaron el reinicio de las líneas 4, 5 y 6

Foto

▲ En el paradero Indios Verdes, donde aún no funciona la línea 3 del Metro, unidades de la SSC apoyan a usuarios en sus traslados.Foto Yazmín Ortega

Laura Gómez Flores, Elba Mónica Bravo y Alejandro Cruz Flores

 

Periódico La Jornada
Miércoles 13 de enero de 2021, p. 28

Con retrasos de más de 15 minutos entre un tren y otro y una reducción en la velocidad, que llevó a usuarios a buscar otra alternativa para llegar a su destino, reanudaron operaciones las líneas 4, 5 y 6 del Metro; mientras, afuera de varias estaciones de las líneas 1, 2 y 3, que permanecen fuera de servicio, continuaron las largas filas y el caos.

El Metrobús y los trolebuses resultaron una mejor alternativa para muchos pasajeros, aunque ello provocó que las unidades fueran hasta el tope y no se respetara la sana distancia, lo cual también se observó en el servicio concesionado en Centro Médico.

El temor a contagiarnos de Covid-19 es latente porque, aun con semáforo rojo, muchos tenemos que salir a trabajar, pues como está la situación, no podemos arriesgarnos a perder nuestro empleo, coincidieron en señalar algunos entrevistados.

A las 5 horas se reinició el servicio en las 33 estaciones de las líneas 4, de Martín Carrera a Santa Anita, que cuenta con seis transbordos; la 5, de Pantitlán a Politécnico, con siete; y la 6, de El Rosario a Martín Carrera, con cuatro transbordos.

La tardanza en la llegada de los trenes y la lentitud al circular, al pasar de 70 a 35 kilómetros por hora, evitó aglomeraciones, con excepción de Autobuses del Norte, de la línea 5, donde a las 7:30 horas se suspendió el servicio 15 minutos para retirar unas ramas.

Asimismo, el envío de autobuses vacíos de RTP y el apoyo de unidades de la Secretaría de Seguridad Ciudadana en algunas estaciones de las líneas 1, 2 y 3 redujo las aglomeraciones, aunque continuaron en Pantitlán e Indios Verdes.

En Centro Médico, los choferes del transporte concesionado salían hacia Ciudad Universitaria con las unidades al tope, pues esperaban no sólo a que se ocuparan todos los lugares, sino que los pasajeros fueran parados.

Al mediodía, la afluencia de pasajeros era escasa y sobre la avenida Cuauhtémoc y la calle Huatabampo, colonia Roma Sur, se contabilizaron unos 25 camiones que atravesaban las calles Toluca y Ures; sin embargo, los choferes hacían tiempo para salir.

Ni los trabajadores que portaban chalecos anaranjados del Metro ni los que se identificaban como de la Secretaría de Movilidad agilizaron la salida de los autobuses; tampoco recomendaron a los operadores colocarse bien el cubrebocas y ninguno ofreció gel antibacterial.

Ampliación de Metrobús

El secretario de Movilidad, Andrés Lajous Loaeza, informó que con la aplicación de este programa de transporte emergente el Metrobús tuvo un incremento de 300 mil viajes y el Servicio de Transportes Eléctricos de 55 mil.

En total, dijo en videoconferencia, se desplegaron mil 197 unidades de transporte público del gobierno capitalino, así como concesionado; además, 2 mil 339 personas que realizaron labores para agilizar el servicio y evitar aglomeraciones.

Ayer empezó a funcionar la ampliación de la línea 3 del Metrobús, con servicio especial desde Indios Verdes a Zapata. En tanto, los puntos de mayor afluencia fueron Pantitlán, Zaragoza, San Lázaro, Tacubaya, Centro Médico y Zapata.



MÁS INFORMACIÓN

Facebook
A %d blogueros les gusta esto: