Siete formas diferentes de aumentar tu NEAT para adelgazar


Conseguir cambiar nuestros hábitos de vida, adoptar unos más saludables y mantenernos en un peso adecuado y saludable es uno de los grandes retos para muchos de nosotros. Y más actualmente, rodeados de un ambiente obesogénico que anima a comer más – y peor – de lo necesaria y a vivir una vida sedentaria. 

Una de las cosas principales que sabemos es que, si queremos reducir algo del peso que tenemos, necesitamos conseguir un déficit calórico. Es decir, consumir menos calorías de las que gastamos. Para ello, podemos reducir el número de calorías que ingerimos o aumentar el número de calorías que gastamos. 

En este último apartado, no solo nos encontramos con las calorías quemadas haciendo ejercicio, sino con lo que se conoce como NEAT y que es interesante aumentar si queremos perder peso de manera más sencilla. 

De qué hablamos cuando hablamos de NEAT

Adult Blonde Fashion 1231062

Es posible que muchos de vosotros ya conozcáis perfectamente este término, mientras que para otros suene a chino – como era mi caso hasta hace bien poco -. Cuando hablamos de NEAT nos estamos refiriendo a las siglas de lo que en inglés se conoce como non-exercise activity thermogenesis.

Es decir, el gasto calórico que provendría que las actividades físicas que realizamos durante el día y que no se pueden catalogar como deporte o actividad que hagamos en el gimnasio. Todas esas pequeñas actividades como subir por las escaleras,  ir andando a nuestros recados, limpiar la casa, hacer la compra en el supermercado, etc. 

Aunque no seamos conscientes, estas pequeñas actividades NEAT, que casi no tenemos en cuenta, pueden suponer una gran diferencia. Tanto es así que algunos estudios han encontrado que estar 2,5 horas menos sentados al día puede suponer un gasto calórico de 350kcal más al día. Lo cual es un dato nada despreciable. 

Qué podemos hacer para aumentar nuestro NEAT diario

Subir por las escaleras

Lindsay Henwood 7 Krux1hsxm Unsplash

Este es el gran consejo que hemos escuchado cientos de veces, pero lo repetimos porque puede hacer por nosotros mucho más de lo que creemos. La diferencia de subir andando por las escaleras, en vez de por las escaleras mecánicas o por el ascensor, puede ser mucho más grande de lo que imaginamos. 

Sobre todo, si es una actividad que tenemos que hacer varias veces al día. No solo afectará a la fortaleza y musculatura de nuestras piernas o a nuestra capacidad cardiorrespiratoria, sino que impactará directamente en el número de calorías que quemamos a lo largo del día. 

Pasar menos tiempo sentados

Muchos de nosotros tenemos trabajos sedentarios y, queramos o no, pasamos ocho horas al día sentadas. Ese tiempo no podemos evitarlo, porque forma parte de nuestro trabajo. Lo que sí podemos hacer es levantarnos de vez en cuando para estirar, si necesitamos preguntar algo a un compañero, etc. 

También es importante que cuando terminemos nuestra jornada laboral aprovechemos para no sentarnos, movernos, estirar las piernas y recuperar un poco de la actividad que las ocho horas sentados nos han quitado. 

Adult Businessman City 541524

Ir caminando a nuestros recados

En el día a día hay una serie de obligaciones o recados que necesitamos cumplir: ir a recoger a los niños, acercarnos un momento al supermercado del barrio, pasar por el banco, etc. En estos casos, a veces por falta de tiempo y otras por comodidad, solemos coger el coche. 

Sin embargo, si la distancia caminando es asequible, es buena idea que optemos por ir a pie y así aprovechar esos minutos de actividad. 

Ir al supermercado en vez de que la traigan a casa

Aisle Backpack Buyer 2292919

La tecnología nos ha facilitado la vida, eso es innegable. Pero también está facilitando que, si lo queremos, no tengamos ni que salir de casa. La realidad es que resulta muy cómodo y rápido hacer la compra por Internet y que nos la traigan a casa, ya que con la falta de tiempo habitual, nos facilita las cosas. 

Sin embargo, dejar de ir al supermercado es dejar de quemar un número muy interesante de calorías. Y es que, sin darnos cuenta, caminando por el supermercado, estirándonos para coger las cosas y cargando con ellas para colocarlas en la cinta, quemamos mucho más de lo que creemos. 

Limpiar algo de la casa a diario

Nadie quiere que llegue el día de limpieza y, sin embargo, si tenéis una pulsera cuantificadora habréis visto que quemáis más calorías y camináis más el día de limpieza que a veces en el gimnasio. 

Si de manera diaria barremos, ordenamos un poco, planchamos o limpiamos los cristales, ese gasto calórico  se añadirá al de día de limpieza y al final de la semana estaremos sorprendidos de nuestros resultados. 

Jugar con nuestras mascotas

Adult Animal Day 1612862

Las mascotas de nuestra casa suelen querer y necesitar jugar y nosotros podemos vernos beneficiados de este juego. No solo nos divertimos nosotros y ellos, estrechando nuestros lazos, sino que sin darnos cuenta estamos generando una importante actividad física

Cambiar el sofá o el cine por actividades al aire libre

Pocas cosas hay más tentadoras que pasar todo el fin de semana tirados en el sofá sin hacer nada más que ver películas y series. Sin embargo, si queremos mejorar nuestro NEAT, es buena idea que aprovechemos los fines de semana para hacer actividades fuera de casa. 

Ahora, con el buen tiempo, podemos plantear paseos por la montaña, salir a caminar a la playa o, simplemente, ir a hacer turismo por las ciudades y pueblos cercanos – esos que siempre decimos que vamos a visitar, pero nunca llegamos a hacerlo -.

Imágenes | Pexels, Unsplash



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: