Se aplaza para el 25 de junio la reunión sobre el proyecto Ixtaca


De la Redacción

 

Periódico La Jornada
Miércoles 12 de junio de 2019, p. 35

Luego de que la Unión de Ejidos y Comunidades por la Defensa de la Vida y el Territorio Atcolhua de la sierra norte de Puebla denunció ante el titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Víctor Toledo, que se ha dado un proceso viciado y manipulado por la empresa Minera Gorrión, a propósito de la reunión pública que se realizaría hoy sobre el proyecto minero Ixtaca, el encuentro se suspendió y se reprogramó para el 25 de junio.

Esto informó en un comunicado el Grupo Poder, que asesora a las comunidades, al precisar que la Semarnat informó de este cambio en la Gaceta Ecológica. La dependencia había anunciado para ayer la realización de la reunión pública como parte de la consulta sobre la manifestación de impacto ambiental del proyecto de Minera Gorrión, subsidiaria de la empresa canadiense Almaden Minerals. Se trata de la explotación de una mina a cielo abierto de oro y plata en Ixtacamaxtitlán.

La autoridad ambiental es la responsable de convocar, organizar y llevar a cabo este proceso de participación. Sin embargo, en este caso no ha pasado así. La empresa estuvo interviniendo de manera directa en estos días previos a ese acto, advirtió Francisca Zamora, vocera de la unión de ejidos.

Citó como irregularidades que la minera convocó con altavoces y carteles a la reunión para dar un sí al proyecto minero. Pedía no dejarse manipular, presionar ni desinformar. Asimismo, ubicó agentes de seguridad privada en la comunidad de Santa María Zotoltepec, donde se llevaría a cabo el acto.

Además, señaló, en distintas reuniones previas, representantes de la compañía insultaron y menospreciaron a quienes nos oponemos al proyecto. Aseguró que estos fueron claramente actos de provocación para generar un ambiente de confrontación, tensión y malestar en las comunidades.

Integrantes de la unión señalaron que antes de la reunión pública, la empresa realizó trabajos de remozamiento del auditorio de la comunidad de Santa María y se ofreció a pagar los alimentos de los asistentes durante la jornada de consulta y a proveer de mesas, sillas, pantalla y equipo de sonido para que ésta se lleve a cabo.

Las comunidades notificaron inmediatamente de esta situación a las autoridades responsables, pues estimaron que se trataba de irregularidades en el proceso. Precisaron que desde hace más de una década las localidades de la sierra Norte de Puebla han expresado su rechazo al proyecto.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: