Saldrá libre joven que rompió cristal y robó libros


Laura Gómez Flores

 

Periódico La Jornada
Miércoles 13 de mayo de 2020, p. 30

Cristopher Gabriel N, quien en la madrugada del lunes rompió un cristal y robó tres libros de la librería del Fondo de Cultura Económica ubicada en Eje Central Lázaro Cárdenas y Venustiano Carranza, en la colonia Centro, recuperará su libertad en las próximas horas.

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México inició la carpeta de investigación CI-FCH/CUH-2/UI-1/D/2576/04-2020 por el delito de robo en lugar cerrado sin violencia, pero no la judicializará, al no haber parte denunciante.

Además, el delito que se le imputa al joven, quien es primodelincuente, no es grave, por lo que no amerita prisión preventiva oficiosa, aunque fue detenido en flagrancia al ver la oportunidad de llevárselos, pues la calle estaba sola, comentaron fuentes consultadas.

En su recorrido de seguridad y vigilancia, oficiales de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México detuvieron a Cristopher, quien había lanzado una piedra contra uno de los cristales del establecimiento.

Las luces de la patrulla obligaron al joven a jalar dos ejemplares en inglés del libro de ficción Gravity Falls Diario 3 y uno de la novela La Historia Interminable, con valor total aproximado de 700 pesos, que estaban al frente del aparador.

El sujeto intentó huir, pero fue detenido metros adelante de la librería, encontrándole entre sus pertenencias, además de los tres libros, uno de la saga de Harry Potter, cuyo precio va de 345 a 649 pesos, según la edición y el encuadernado.

Tras ser notificado de sus derechos, los elementos policiacos lo remitieron ante el agente del Ministerio Público de la Coordinación Territorial Cuauhtémoc 2, donde se inició la indagatoria y se reservó su derecho a declarar.

El robo, según fuentes consultadas, lo cometió porque tuvo la oportunidad; agarró una piedra y, sin pensarlo, la arrojó contra el cristal y se llevó lo que pudo, pero fue detenido metros adelante.

El joven permanecía ayer en dicha coordinación, luego de ser visitado por algunos familiares, quienes le llevaron comida y agua, comentó personal del lugar.

El sábado, un grupo de cinco jóvenes en situación de calle rompieron otro cristal de la librería con una piedra que agarraron de la construcción de un predio aledaño, por desmadrosos, pero no se robaron nada, según las fuentes.

De acuerdo con imágenes de cámaras de videovigilancia, dijeron éstas, se retiraron festejando a alguna de las calles del Centro Histórico, que se han convertido en su nuevo hogar y centro de juegos, ante el cierre de la Alameda Central.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: