Ruta polémica desde su origen


Alejandro Cruz Flores

 

Periódico La Jornada
Martes 4 de mayo de 2021, p. 27

Inaugurada el 30 de octubre de 2012 por el entonces jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubon, a un mes de terminar su gestión, la línea 12 del Metro, que va de Tláhuac a Mixcoac, se ha visto envuelta en polémicas por su construcción, al grado que la administración de Miguel Ángel Mancera determinó cerrar el tramo de Tláhuac a Culhuacán casi dos años para realizar trabajos de mantenimiento mayor.

El 12 de marzo de 2104, el director del Sistema de Transporte Colectivo, Joel Ortega Cuevas, anunció la suspensión del servicio en 11 de las 20 estaciones de la llamada línea dorada, debido a fallas estructurales de origen.

Por este motivo, la Contraloría General y la Consejería Jurídica iniciaron investigaciones para deslindar responsabilidades de servidores públicos y las empresas participantes en la construcción: ICA, Carso y Alstom.

Los trabajos realizados consistían en acciones correctivas en vías, aparatos de vía, rieles, ruedas y curvas, según un estudio elaborado por Michel Lannoye, miembro de la Sociedad de Transportes Intercomunales de Bruselas y experto en instalaciones fijas.

Los trabajos para rehabilitar el viaducto elevado de la línea 12 del Metro tuvieron un costo de 900 millones de pesos, y precisamente en el tramo donde ocurrió el accidente de ayer, entre las estaciones Olivos y Tezonco, se realizaron labores de cambio de balasto, durmientes, fijaciones y rieles.

El 28 de octubre de 2015 fueron reabiertas cinco de las 11 estaciones cerradas y 31 días después el resto, en un acto en el que Mancera afirmó que la seguridad de los usuarios de la línea 12 estaba plenamente garantizada, con base en la certificación que otorgaron las empresas Systra y TÜV Rheinland.



MÁS INFORMACIÓN

Facebook
A %d blogueros les gusta esto: