Rechaza Seduvi casi la mitad de 245 estudios de impacto urbano


Rocío González Alvarado

 

Periódico La Jornada
Lunes 7 de octubre de 2019, p. 30

La Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) rechazó casi la mitad de los estudios de impacto urbano que se ingresaron para desarrollar igual número de proyectos inmobiliarios en la Ciudad de México por carecer de la factibilidad de servicios de agua potable y drenaje, problemas de movilidad o por no contar con el visto bueno de las alcaldías correspondientes.

La dependencia capitalina detalló que se tenían por resolver 245 dictámenes sobre estudios de impacto urbano, de los cuales 207 fueron ingresados en la anterior administración, mientras el resto, 38, presentaron su solicitud en 2019.

De este número, en 121 la repuesta fue favorable, en 104 negativa, en 11 se hicieron observaciones y en nueve expedientes se espera la opinión técnica de otras instancias, como el Sistema de Aguas de la Ciudad de México, la Secretaría de Medio Ambiente o la de de Movilidad para concluir con el dictamen.

Los particulares que recibieron una dictaminación negativa en sus proyectos tienen la posibilidad de readecuarlos para que su obra sea autorizada.

En todos los casos se trataba de desarrollos inmobiliarios con usos mixtos, habitacionales, comercio o servicios, con una superficie por construir de más de 5 mil metros cuadrados.

Disposición a corregir

La secretaría señaló que desde el inicio de esta administración se han realizado diversas reuniones de trabajo con los desarrolladores para exhortarlos a que ajusten sus proyectos a los usos de suelo, zonificación, niveles y altura, porcentaje de área libre y construcción, así como el número de viviendas y densidad que señala la normatividad en materia de desarrollo urbano.Ello, agregó, para garantizar que el crecimiento de la ciudad sea ordenado y apegado a los programas parciales o delegacionales de desarrollo urbano, acordes con la vocación del territorio, equipamiento y áreas verdes, pero principalmente de agua.

Apuntó que de esta manera se contribuye a que quienes adquieren un bien inmueble tengan certeza respecto de la calidad y suficiencia de los servicios públicos. También se promueve la legalidad para evitar que los compradores adquieran conflictos al realizar otros trámites, como la inscripción en el Registro Público de la Propiedad o la escrituración.

Reconoció que la mayoría de los empresarios, muchos integrantes de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios y de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda, han mostrado su disposición a readecuar sus proyectos para ejecutar sus obras con base en la ley.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: