Raúl Díaz: Arte y Tiempo



Aunque los científicos no se han puesto totalmente de acuerdo, se supone que los humanos no nacen ni buenos ni malos, sino que son su entorno y circunstancias los que los van inclinando, en mayor o menor grado, hacia el bien o el mal. La conducta personal en el contexto social finalmente mostrará si una persona cualquiera es más o menos buena o mala, y por extensión, se podrá valorar el conjunto social en que se desenvuelve.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: