Pumas decepciona al empatar 0-0 con Veracruz en el inicio del torneo



▲ El auriazul Felipe Mora anotó, pero el gol fue anulado por el silbante Francisco Chacón luego de que el videoarbitraje detectó un fuera de lugar.Foto Jam Media
Erendira Palma Hernández

 

Periódico La Jornada
Lunes 7 de enero de 2019, p. 4

Pumas decepcionó al grado de llevarse abucheos en su debut en el Torneo Clausura 2019, luego de empatar 0-0 con un Veracruz que apenas se adapta al técnico Robert Dante Siboldi. A los felinos les faltó creatividad en la cancha, y aunque tuvieron el balón no hicieron valer su condición de locales, con lo que alargaron la racha de tres meses sin ganar en la fase regular en el estadio Olímpico Universitario.

La igualada dejó un sabor amargo a los auriazules, que sin refuerzos han vislumbrado un complicado torneo, mientras el plantel veracruzano, apuntalado con 11 jugadores nuevos, se fue tranquilo al sumar una unidad en su constante pelea contra el descenso.

Ante una mediana asistencia en el recinto, los auriazules lograron generar algunas jugadas en el primer tiempo, aunque les fue complicado concretar ante la cerrada defensa de los Tiburones.

Felipe Mora emocionó a la afición al mandar un balón que meció las redes, pero cuando los universitario festejaban, el silbante Francisco Chacón Gutiérrez recibió una orden del videoarbitraje (VAR) y anuló el tanto por fuera de lugar.

Mientras los visitantes se encerraron, los felinos intentaban superar el control de la mediacancha, pero los delanteros no lograron rescatar los pases. En un acierto, el paraguayo Carlos González remató dentro del área, pero el guardameta Sebastián Jurado, de 21 años, rechazó el ataque.

El zaguero Alejandro Arribas también dio esperanzas a los universitarios al cabecear un tiro de esquina que tenía como dirección las redes, aunque el balón también fue atajado por el arquero de los Tiburones.

Ante la falta de jugadas de peligro, los estrategas de ambos clubes se mostraban tensos en el área técnica. David Patiño daba vueltas en su lugar al tiempo que alentaba a sus jugadores para ser más ofensivos, mientras Siboldi se llevaba las manos a la frente con gesto de preocupación.

Los auriazules bajaron el ritmo en el segundo tiempo y el duelo cayó en el tedio. En las gradas también se respiraba un ambiente de desánimo, el clásico grito de goya, goya se escuchaba en pocas ocasiones y sin mucha fuerza.

Patiño intentó cambiar su esquema y al minuto 60 mandó a la cancha al extremo Juan Iturbe por Alan Mendoza, pero el argentino apenas se mantuvo cinco minutos en el terreno de juego y tuvo que salir por lesión. En su lugar entró el canterano Brian Figueroa.

Las emociones jamás llegaron, ni siquiera cuando –después de interceptar un pase retrasado de un jugador auriazul– el delantero de Veracruz Cristian Polaco Menéndez se aventuró con un arribo en solitario y su tiro fue detenido por el arquero Alfredo Saldívar.

El silbatazo final llegó, los felinos concluyeron el duelo con pocos ánimos y al acercarse a las gradas para agradecer el apoyo de la afición, algunos seguidores respondieron con el grito de goya, mientras otros no dieron tregua y soltaron una rechifla.

Al término, Patiño aceptó que sin integrantes nuevos en el plantel tendremos un torneo difícil, pero hay que encararlo, al tiempo que reprochó a la prensa por cuestionar la decisión de no hacer fichajes. Todos ustedes no conocen a Pumas, es un equipo cuya identidad se dio a partir de darle oportunidad a los chavos.

Un desanimado Siboldi dejó claro que no me asusta el tema del descenso al destacar que ha estado en equipos en la misma situación y consideró que su plantel puede llegar muy alto. Señaló que el empate es bueno para comenzar a sumar y consolidarnos defensivamente.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: