Protestan frente al Issste por desabasto de medicamentos para el VIH/Sida



▲ Con la simulación de un cementerio y con máscaras de luchadores, derechohabientes realizaron una protesta frente al Issste y bloquearon avenida Insurgentes Norte por el desabasto de medicamentos para el control del VIH/Sida.Foto Luis Castillo
Ángeles Cruz Martínez

 

Periódico La Jornada
Viernes 14 de junio de 2019, p. 35

Cuando en el Issste no surten las recetas de medicamentos para el control del VIH/Sida, los pacientes los piden en préstamo con otras personas que consumen los mismos fármacos. Así lo han hecho siempre porque las carencias son constantes, afirmaron algunos de los afectados.

Durante la protesta que realizaron ayer frente a las oficinas del instituto, denunciaron que el desabasto de medicinas se ha agudizado en los pasados meses y lo peor, sin ningún tipo de respuesta por parte de las autoridades del organismo.

En particular mencionaron la carencia de Darunavir 600, indicado para personas que han vivido con VIH/Sida durante más de 20 años y han cambiado de esquema de tratamiento en muchas ocasiones. Se encuentran en una etapa en la que los médicos tratantes han tenido que recurrir a las llamadas terapias de rescate.

Darunavir 600 forma parte de esas alternativas que permiten a los pacientes mantener su calidad de vida.

Georgina Gutiérrez del Movimiento Nacional de Lucha contra el Sida, explicó que hasta el año pasado habían podido resolver las carencias, pero ahora no sólo no los atienden, sino que en las farmacias de los hospitales se han negado a surtir las recetas de los meses pasados.

Esto afecta a los derechohabientes que por todos los medios buscan la manera de no interrumpir sus terapias y recurren a los préstamos de pastillas con otros seropositivos. Cuando nos surten las recetas de meses pasados reintegro a mis compañeros sus tabletas, explicó Flor, una de las afectadas.

Otra irregularidad que los pacientes han detectado es que, en ocasiones, sus recetas indican dos frascos de algún antirretroviral, pero por el desabasto les entregan sólo uno y el personal de farmacia se queda con la receta. Lo que pasa, explicó Georgina Gutiérrez, es que “los derechohabientes reciben los tratamientos incompletos, pero en la farmacia se reporta como receta surtida… ¿y el segundo frasco?”.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: