Proponen prisión y multa a quien difunda videos íntimos sin autorización


Ángel Bolaños Sánchez

 

Periódico La Jornada
Viernes 13 de septiembre de 2019, p. 34

Mujeres que padecieron la difusión no autorizada de videos íntimos en plataformas digitales y colectivos feministas acompañaron en el Congreso capitalino a diputados de los partidos Morena y del Trabajo para presentar una iniciativa que sanciona dicha conducta con hasta ocho años de prisión y multa de 2 mil veces la unidad de medida y actualización, 168 mil 980 pesos a su valor actual.

La iniciativa de reforma al Código Penal propone añadir al capítulo de acoso sexual el concepto de violencia digital y crea el tipo penal de violación a la intimidad sexual cuando se difunda, exponga, divulgue, almacene, comparta, distribuya, compile, comercie, solicite, haga circular, publique o amenace difundir imágenes, audios o videos con contenido real, manipulado y/o alterado de una persona desnuda parcial o totalmente o cualquier contenido erótico o sexual, ya sea impreso, grabado o digital, sin el consentimiento de la víctima.

En la hipótesis de que el responsable tenga un vínculo conyugal, de afectividad, laboral, social o política con la víctima, o ésta sea menor de edad, plantea elevar la pena en un 50 por ciento.

Al presentar al pleno la iniciativa, el diputado de Morena José Luis Rodríguez Díaz de León explicó que se trata de una iniciativa conocida como ley Olimpia, elaborada a partir de una propuesta de Olimpia Coral Melo y el Frente Nacional por la Sororidad.

Tres casos, tres injusticias

Rodríguez citó los casos de Sonia, quien fue víctima de la difusión de un video grabado por sus compañeros de la Facultad de Derecho de la UNAM con un teléfono oculto en el baño de la misma universidad, y los de Violeta y Arlin, cuyas parejas difundieron videos con contenido íntimo sin su autorización.

En ningún caso se inició la denuncia por no existir el tipo penal en el código. Sonia debió darse de baja de la escuela; Violeta sufrió acoso sistemático y la revictimización de su sexualidad en Internet, y Arlin fue separada de la empresa donde trabajaba.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: