Preso en EU por 40 años libra la pena de muerte y se lo ocultan a su hija


Rubén Villalpando

Corresponsal

Periódico La Jornada
Domingo 18 de octubre de 2020, p. 24

Ciudad Juárez, Chih., El juarense César Fierro, sentenciado a muerte hace 40 años en Texas, y encarcelado sin que se le ejecutara, y en espera de la revisión de su caso, quedó en libertad bajo palabra el pasado 14 de mayo. Sin embargo sus abogados le ocultaron a su hija, Cindy, que fue excarcelado y la mantienen desinformada de su paradero.

En entrevista, Cindy dijo pensar que su padre a lo mejor está con un cineasta que busca presentarlo en todos lados donde proyecte su documental y atraer a la gente con la presencia de un ex condenado a muerte.

Destacó que su progenitor obtuvo libertad bajo palabra con base en un acuerdo entre los abogados defensores y el procurador de distrito de El Paso, Texas.

Explicó que los litigantes presentaron una apelación a la sentencia de muerte con el argumento de que durante su juicio inicial no fueron presentados suficientes elementos para librarlo de la pena capital (por asesinar a un taxista en El Paso). El fiscal por su parte decidió ya no presentar más recursos para mantenerlo preso.

Estaría con un cineasta

Expuso que ni yo, su hija, ni otros miembros de la familia fuimos notificados cuando mi papá dejó la cárcel. Fue trasladado por abogados y representantes consulares a Laredo (Texas) y deportado por Nuevo Laredo (Tamaulipas), donde lo esperaba un estudiante de cine, amigo de los defensores de nombre Santiago, que busca hacer un documental de mi padre.

Dijo que se enteró de la liberación de su padre cuando fue a visitarlo en septiembre pasado; luego de no recibir contestación a las cartas que le mandé, y las autoridades carcelarias me informaron que tenía meses de haber salido.

Reclamó que la excarcelación se hizo sin informar a la familia, lo que es irregular, sobre todo cuando el reo ha estado cuatro décadas en prisión y tiene familia. Cindy, residente en El Paso, recordó que la defensa de César le manifestó que era decisión de él no hablar conmigo, y aunque le indicaron que el connacional tiene un celular desde el momento en que dejó la cárcel, se niegan a darme su número.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: