Por comer con los pies, restaurante ‘corre’ a niño sin brazos


Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Un caso más de discriminación en los Estados Unidos: Alexis Bancroft, una mujer de Arkansas, compartió en sus redes sociales el acto de discriminación del que fue objeto su hijo William, de tres años de edad, el cual nació sin brazos y fue echado de un restaurante IHOP por usar sus pies para comer.

Así lo informó la cadena local de noticias KARK de Arkansas, que también publicó el comunicado de la cadena de restaurantes. 

También te puede interesar: La CNDH busca combatir la violencia en universidades

El sábado pasado, Alexis Bancroft acudió al restaurante IHOP de Hot Springs, Arkansas, junto con su hijo William, quien nació sin brazos y suele alimentarse —y alimentar a otros— usando sus pies como herramienta para tomar cosas o alimentos para llevárselos a la boca. El pequeño William, según Alexis, sólo quería comer unos de los famosos hot-cakes que sirven en el lugar… pero nunca lo obtuvo.

Según el recuento de la mujer en su Facebook —un post que ya fue borrado—, la gerente del lugar le dijo que el niño “no podía sentarse en la mesa” y que tampoco podía tocar los frascos de miel con los pies, pues “así lo indican las leyes sanitarias”. 

Ante ello, Alexis —que había acudido al sanitario a lavar los pies de su hijo para que pudiera comer propiamente— se levantó de su lugar sin pagar, protestando porque su hijo había sufrido un acto de discriminación por una discapacidad física.

Tras el hecho, la mujer recibió varios mensajes de disculpa, incluyendo uno de la gerente en turno, quien según la cadena KARK habría renunciado a su trabajo. Más adelante, el propio CEO de la cadena IHOP publicó un comunicado disculpándose y asegurando que entrenarían a su personal para evitar este tipo de actos de discriminación hacia personas con discapacidad física.

Con información de Milenio. 



MÁS INFORMACIÓN


¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook