¿Piensas contratar tarjeta crédito? Esto interesa


“La tarjeta de crédito debe ser entendida y conceptualizada como un medio de pago. Es un medio que nos debe ayudar a hacer transacciones de pago más sencillas, pero no se debe de convertir jamás en la forma de financiar un estilo de vida que no corresponde a mi capacidad de pago”, recomienda Luis Rubén Chávez, cofundador y CEO de yotepresto.com.
Una tarjeta de crédito te da el poder de comprar lo que necesites en cualquier momento, siempre y cuando no rebases el límite de crédito, pero también es una gran responsabilidad y se puede volver en tu contra si no la usas de forma responsable.
“Muchas veces se cae en el error de pensar que la línea de crédito de una Tarjeta de Crédito o de Servicio es una extensión de tus ingresos, pero no lo es; una Tarjeta es un instrumento que puedes utilizar para financiar diferentes gastos y tener mayor liquidez sin reducir por completo tu capital”, agregaron Andreia Morelli y Armando Herrera, vicepresidentes de tarjetas de servicio y de seguros y productos de crédito de American Express, respectivamente.
En diciembre de 2020, año de la pandemia, la banca tenía más de 386,000 millones de pesos (mdp) en tarjetas de crédito con índice de morosidad (cartera vencida) de 6.9%. Si se compara con 2019, el montó en TDC fue de alrededor de 427,000 mdp con un 4.9% de cartera vencida, según datos de la Secretaría de Hacienda y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

En reiteradas ocasiones se ha dicho que para tener un control de tu tarjeta de crédito tienes que hacer un presupuesto y tener un control de tus ingresos y gastos, existen otros aspectos que debes tomar en cuenta antes de contratar un TDC y, una vez que la tienes, para no tener problemas de pago.
“Debes identificar en qué etapa de tu vida te encuentras, por ejemplo, si vas a independizarte, vas a amueblar tu departamento, si tienes una emergencia, vas a salir de viaje o si tus hijos están por entrar a la Universidad; la tarjeta correcta se convierte en tu aliada para poder solventar gastos en los que requieres liquidez, además de permitirte llevar unas finanzas personales mucho más ordenadas”, comentaron Morelli y Herrera de American Express.
Existen tarjetas que te ofrecen preventas exclusivas, descuentos en hoteles y mejores lugares en vuelos, puntos o recompensas; además es preciso conocer la tasa de interés que vas a pagar, el costo anual total (CAT), así como las penalizaciones y comisiones que deberás pagar en caso de no pagar a tiempo o de no cubrir el importe requerido cada mes.
“La TDC debe ser solamente el medio que me permite hacer las compras sin la necesidad de trasladarme con efectivo a todos lados y al mes ser ‘totalero’, es decir, con un solo pago cierro las deudas que generé en ese mes”, recomendó Chávez.
¿Ya escuchaste #CuéntameDeEconomía?
No es sano para tu bolsillo tener tarjetas de crédito como tarjetas coleccionables. Los expertos de yotepresto.com y American Express coinciden en que se puede tener dos tarjetas: una para gastos diarios como: gasolina, alimentos o entretenimiento y la segunda, con un límite de crédito mayor, para los gastos a largo plazo.
Además, Luis Rubén Chávez recomienda tener un tercer plástico en caso de que se presente alguna emergencia.

Estado de cuenta

Los estados de cuenta generalmente son amigables y fáciles de leer, sin embargo, esa facilidad puede jugar en tu contra y, sin darte cuenta, puedes verte en problemas porque no cubriste la cantidad requerida y tendrá que pagar intereses y penalizaciones.



MÁS INFORMACIÓN

Facebook
A %d blogueros les gusta esto: