Notas de esperanza en una calle de Múnich


Foto Afp

Periódico La Jornada
Martes 12 de mayo de 2020, p. 4

La soprano alemana Nicole Tschaikin, de 31 años, deleita cada fin de semana a las personas que transitan frente a su apartamento, ubicado en el distrito de Au, en Múnich. Su canto ofrece un poco de alegría a los residentes confinados por el nuevo coronavirus. “Es una situación muy delicada –lamenta–, pues mis ingresos han disminuido a cero; la mayoría de mis presentaciones fueron canceladas y tengo un hijo qué alimentar”. Tschaikin comenzó esta iniciativa con la finalidad de mantenerse en forma y también compartir mensajes de esperanza. Muchas familias van a mi casa en la calle Asam, por lo que me gusta ofrecer un poco de alegría. Este domingo la joven artista interpretó fragmentos de la Novena sinfonía de Beethoven ante espectadores maravillados que mantenían la sana distancia. Me conmovió mucho la voz; es una cantante impecable, comentó Alfonso La Prova, de 76 años, quien después del recital de 20 minutos no pudo contener las lágrimas.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: