Naomi Osaka preocupa por su salud mental, tras derrota en el US Open


La dos veces campeona Naomi Osaka explotó durante la tercera ronda del US Open el pasado viernes, despertando preocupación por sus problemas de salud mental.

Jugando en su primer Grand Slam desde que se retiró del Abierto de Francia a principios de este año, la tenista sufrió una sorprendente derrota ante la canadiense Leylah Fernandez, poniendo fin a su título, y llevándola a perder la calma en la cancha.

Osaka quien ganó el primer set, comenzó a tener problemas al final del segundo cuando la canadiense tomó el control, motivo por el cual Naomi lanzó su raqueta por la cancha.

Naomi Osaka ha sido abierta sobre sus luchas contra la depresión y la ansiedad. | Foto: Reuters.

La árbitra Alison Hughes estaba dispuesta a darle un pase a Osaka, acto por el cual muchas jugadoras habrían recibido una violación del código, pero en el tercer set la ex número uno del mundo estrelló la pelota contra las gradas.

Tras la derrota, Naomi Osaka sólo abandonó la cancha en completo silencio.

Posteriormente en conferencia de prensa, la tenista habló sobre su inusual demostración emocional que tuvo en el Abierto de Estados Unidos.

“No estoy muy segura de por qué”, dijo Osaka cuando se le preguntó sobre su falta de moderación. “Me decía a mí misma que debía estar tranquila, pero siento que tal vez hubo un punto de ebullición”.

Además, dijo que no sabía cuándo volvería a jugar su próximo partido de tenis, ya que tenía pensado tomarse un descanso del deporte.

“Básicamente, siento que estoy en este punto en el que estoy tratando de averiguar qué quiero hacer”, dijo Osaka, secándose una lágrima. “Sinceramente, no sé cuándo voy a jugar mi próximo partido de tenis. Creo que me voy a tomar un descanso de jugar por un tiempo”.

A pesar, de que muchos jugadores han roto raquetas y pelotas durante los partidos, incluso Osaka en ocasiones, la tenista de 23 años siempre había mantenido la compostura.

Naomi Osaka ha sido abierta sobre sus luchas contra la depresión y la ansiedad y también ha confesado que no le gusta particularmente estar en el centro de atención.

De hecho, ese fue el motivo por el que se retiró del Abierto de Francia, en medio de la controversia sobre su decisión de saltarse todas las conferencias de prensa del torneo para proteger su salud mental.

Más tarde se retiró de Wimbledon antes de regresar a la competencia en los Juegos Olímpicos de Tokio, donde tuvo el honor de encender el caldero olímpico.

“Lo siento por mí recientemente, como que cuando gano no me siento feliz”, dijo Osaka. “Me siento más como un alivio. Y luego, cuando pierdo, me siento muy triste. No creo que eso sea normal”, indicó la tenista durante el encuentro con los periodistas.



MÁS INFORMACIÓN

Facebook