Mordisco de 35% al presupuesto de pesca para el próximo año


Rosa Elvira Vargas

 

Periódico La Jornada
Jueves 12 de septiembre de 2019, p. 38

En la proyección presupuestal del gobierno federal para 2020, el sector pesquero tendrá una reducción de alrededor de 35 por ciento respecto a los fondos del presente ejercicio fiscal, mismo que equivale apenas a casi 50 por ciento de lo erogado en 2018, denunciaron representantes de la Confederación Mexicana de Cooperativas Pesqueras (Conmecoop).

De ese modo, este importante renglón del sector primario sigue alejado de las prioridades del gubernamentales, y los más afectados serán los pescadores ribereños, el grupo más vulnerable de quienes se dedican a esta actividad.

Ayer se presentó el estudio Impacto social de la pesca ribereña en México. Junto al diagnóstico sombrío de la realidad bajo la cual sobreviven entre 250 mil y 300 mil pescadores (no existe un censo real de cuántos son) de pequeña escala, se plantean en el texto diversas propuestas para revertir ese estado de cosas.

Y aunque sus autores y promotres, entre ellos Enviromental Defense Fund e Inteligencia Pública refirieron el inicio de mesas de trabajo con la Conapesca para discutir su contenido y generar políticas públicas hacia la pesca ribereña, Jesús Camacho, presidente de la Conmecoop lamentó: a partir del recorte presupuestal habría que modificar el diagnóstico y todo este estudio, porque ya no se ajustaría a los cambios que necesitamos.

Con todo, dice confiar en la buena fe del gobierno federal con este sector para que se modifique la asignación elaborada por la secretaría de Hacienda, para que verdaderamente salgamos adelante.

A partir de la evidencia directa, el diagnóstico concluye: en las localidades costeras se vive en total vulnerabilidad y con falta acceso a la seguridad social y a los servicios de salud, al financiamiento, la educación, la vivienda y, en general, a todo aquello que les permita ejercer su derecho a beneficiarse de su actividad, y sobreviven en la pobreza y la marginación.

A las comunidades pesqueras se nos están violando muchos de nuestros derechos humanos, y en condiciones peores están miles de mujeres que laboran en la pesca o en algunas de sus actividades asociadas. Miles estamos sufriendo las consecuencias de no manejar bien los presupuestos para la pesca. Nos ven como poca cosa en lugar de apreciar lo que le aportamos al país, manifestó la pescadora Miriam Elizabeth Pérez.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: