Me contento con hacer música, expresó una vez Manu Dibango, leyenda del afrojazz



Me contento con hacer música, expresó una vez Manu Dibango, leyenda del afrojazz

▲ En la imagen, el 24 de enero de 2018, durante un acto de moda en la capital francesa.Foto Ap

Juan Ibarra

 

Periódico La Jornada
Miércoles 25 de marzo de 2020, p. 8

Manu Dibango tenía 86 años y todavía tocaba. La última vez que se presentó fue el primero de febrero en la Ópera Berlioz de Montepellier, Francia. El 18 de marzo el equipo de Papá Manu, como lo llamaban sus seguidores, anunció en su página de Facebook que el saxofonista había sido diagnosticado con Covid-19.

Entonces los mensajes eran todavía tranquilizadores: descansa y se recupera en serenidad, se leía. Además, el músico pedía respeto a su intimidad y que los demás cuidaran de sí mismos. A menos de una semana la leyenda del afrojazz murió.

“Es con profunda tristeza que les informamos la desaparición de Manu Dibango, nuestro Papi Groove, ocurrida el 24 de marzo…”, se publicó en Facebook. El músico, de origen camerunés, es una de las figuras mundiales en fallecer a causa de la pandemia generada por el nuevo brote del coronavirus.

Aurlus Mabélé, músico congoleño, falleció el jueves en París debido a la enfermedad.

El gestor de ediciones musicales de Dibango señaló que el músico murió en un hospital de la región parisina. El funeral tendrá lugar bajo estricta intimidad familiar, y un homenaje le será rendido tan pronto como sea posible, agregó la publicación digital.

El jazzista camerunés deja detrás de él alrededor de 60 años de carrera musical ininterrumpida. En 1972 Manu Dibango crea el título que dio inicio a la leyenda del afrojazz en el mundo: Soul Makossa.

Varios artistas, incluidos Michael Jackson y Rihanna, usaron muestras de su Mama-say, mama-sa, ma-ma-ko-ssa, que significa bailo en el idioma duala. Como consecuencia, Dibango presentó una demanda contra los dos artistas en 2009, argumentando que habían usado el gancho sin este permiso. La moción fue rechazada por un tribunal de París. El asunto quedó zanjado luego de que los músicos llegaron a un acuerdo económico.

Nacido en la ciudad portuaria camerunesa de Douala, en 1933, Emmanuel N’Djoké Dibango, quien utilizó Manu Dibango como su nombre artístico, fue reconocido como saxofonista y compositor, y también tocó el vibráfono.

Con tres kilos de café

Su historia comienza en el puerto de Duala, como Emmanuel Dibango, hijo de una costurera y un funcionario. A los 15 años fue enviado a Francia para hacer sus estudios. Llegó a Marsella cargando sus maletas y tres kilos de café para pagar sus primeros gastos, historia que al músico le gustaba contar y que sirvió para titular su primera biografía.

Aprendió a tocar el piano gracias a un profesor en Chartres, y en esa misma época conoció el jazz y a Francis Bebey, también camerunés, con quien formó un trío. Más tarde descubrió el saxofón y mientras más se adentró en la música más se alejó de sus estudios.

Su padre le cortó los fondos y Dibango partió a Bruselas donde conoció a su futura esposa y al músico congoleño Grand Kallé, quien lo invitó a su orquesta, African Jazz, con la que grabó una cuarentena de temas.

Durante un breve periodo volvió a África para vivir en el Congo y Camerún, pero regresó a Francia donde siguió conociendo a músicos que lo llevaron a una nueva etapa en su vida. Fue entonces que grabó Soul Makossa, lo que le permitió viajar a Estados Unidos. Ahí se presentó en célebres recintos, como el teatro Apollo, y conoció a la agrupación latina Fania All Stars, formada por prestigiosos músicos.

Manu Dibango no sólo fue saxofonista, tocaba el piano, el vibráfono, la marimba, la mandolina y recientemente el balafón. Durante toda su vida, el jazzista no dejó de mostrar interés por ampliar su conocimiento musical. También fue cantante, arreglista y director de orquesta.

Además, el jazzista siempre mostró interés por causas como la lucha contra el hambre en el mundo, el cambio climático y la libertad de expresión. La Unesco lo nombró artista por la paz en 2004. Su pensamiento podía ser resumido en una frase que pronunció una vez en un ataque de risa: Me contento con hacer música.

Dibango fue miembro del grupo de rumba congoleña African Jazz y conocido por sus colaboraciones con la fallecida estrella nigeriana de Afrobeat Fela Kuti, el guitarrista nigeriano King Sunny Adé y el grupo de gospel sudafricano Ladysmith Black Mambazo.

(Con información de Afp y Europa Press)



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: