Más de 50 mil visitantes acudieron al encuentro Mis Pininos en Los Pinos



▲ El complejo cultural habilitó 28 espacios en los que se realizaron cerca de 200 actividades, entre presentaciones musicales, teatro, danza y cuentacuentos, talleres y exposiciones.Foto María Luisa Severiano y Secretaría de Cultura federal
Ángel Vargas

 

Periódico La Jornada
Lunes 6 de mayo de 2019, p. 7

Una multitudinaria y colorida verbena popular fue la que se vivió este fin de semana en el Complejo Cultural Los Pinos como parte de Mis Pininos en Los Pinos: Fiesta por la Diversidad Cultural.

Este encuentro artístico-cultural fue organizado por el Programa Alas y Raíces de la Secretaría de Cultura Federal para festejar el Día del Niño, y tuvo actividades el sábado y el domingo.

Cifras oficiales, en un corte preliminar de los dos días efectuado ayer a las cuatro de la tarde, registraron una afluencia total de 52 mil visitantes a la otrora residencia presidencial, que semejó con motivo de este festejo un enorme y singular parque de diversiones, ante la enorme cantidad de familias y niños que recibió a lo largo del fin de semana.

El complejo cultural habilitó para la ocasión 28 espacios en los que se realizaron diversas actividades artísticas y culturales, cerca de 200, desde presentaciones musicales, teatro, danza y cuentacuentos hasta talleres diversos y exposiciones plásticas.

Algunos de esos espacios fueron abiertos por vez primera al público desde que Los Pinos se transformó en espacio cultural, el primero de diciembre del año pasado, entre ellos las cabañas uno y dos, habitadas de forma respectiva durante su gestión por los ex presidentes Vicente Fox y Felipe Calderón.

Desde que comenzaron las actividades, a las 10 de la mañana, hasta la conclusión de las mismas, a las seis de la tarde, durante los dos días se observaron centenas si no es que miles de niñas y niños de edades diversas correr por las diversas áreas verdes del complejo cultural, echando marometas, ruedas de carro o buscando con qué entretenerse.

La finalidad era divertirse y ser felices, convirtiendo la atmósfera sonora de los diversos espacios del complejo cultural en un barullo de voces y risas agudas que denotaba estridente alegría.

Uno de los espectáculos que más arrastre tuvo entre la chiquillada fue el concierto que ofreció el sábado el grupo Patita de Perro, con su propuesta de rock para niños, en un concierto producido por Once Niños de Canal 11. También fueron muy socorridos los diversos talleres diseñados para la ocasión, desde breakdance hasta esténcil poético. La oferta fue para todas las edades, hasta los 17 años.

Para muchas de las familias asistentes ésta fue su primera visita a Los Pinos y varias no ocultaban su asombro por la manera en que vivían los presidentes de México.

Algunos se mostraron indignados por tanta opulencia, como la señora María Luisa, de Narvarte, quien consideró que era muy poca madre que el pueblo, tan jodido como estamos, tuviera que mantener a toda la familia de los presidentes y que vivieran en esas comodidades.

Entre quienes visitaron por vez primera este espacio se encuentra la joven pareja conformada por Yaneth Vázquez e Irving Barrera, de San Rafael, estado de México, que trajo a su bebé, Elian, de cinco meses, para participar en los talleres de Canciones de Cuna y Conociendo el Mundo.

De 10 años de edad, Elías Mendoza obligó casi literalmente a sus papás a que lo llevaran al festejo, luego de que lo vio anunciado por Canal 11 y no quería perderse la oportunidad de conocer y divertirse.

La señora Yolanda Gómez, de 70 años, viajó con sus tres nietos a conocer Los Pinos y, para su sorpresa, según dijo, se encontró con estas actividades tan entretenidas y bonitas. Calificó de muy positivo que este emblemático lugar nos lo hayan regresado al pueblo mexicano y, sobre todo, que lo destinen a actividades culturales.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: