Marines prueban el traje volador de Gravity en un ejercicio de abordaje de un barco


jet suit
Un traje a lo Iron Man, una lancha y un barco, esos son los tres componentes necesarios para una escena que parece salida de una película, pero que ha sido tan real como la vida misma.

El Cuerpo de Marines Reales es una fuerza británica de operaciones militares, y están probando un dispositivo de vuelo controlado personal, tal y como se puede ver en este vídeo:

No se trata solo de tecnología, se trata de habilidad, ya que los usuarios de un traje de estas características necesitan muchas horas de entrenamiento para poder mantener el equilibrio ante tanto propulsor.

Gravity Industries ha mostrado de esta forma a tres pilotos en una operación de abordaje de un barco. En el ejercicio, un piloto de jet-suit se lanza desde un inflable en busca de un barco de tamaño mediano, aterriza en la cubierta y deja caer una escalera por el costado para que el resto del equipo suba. En un segundo, demuestra la capacidad de ir y venir rápidamente entre el barco y la lancha en movimiento, aterrizando en el bote pequeño incluso con oleaje. En un tercero, tres pilotos del jet suit aterrizan en la cubierta de este barco en rápida sucesión.

No son operaciones sigilosas, el traje hace mucho ruido, por lo que las posibilidades de aterrizar sin ser detectado son cero. Eso significa que no es algo útil para aterrizar solo en un barco enemigo, pero sí puede ayudar a realizar muchas operaciones de salvamiento.

Para funcionar, el traje necesita de 5 a 10 kg de combustible para aviones, usando guanteletes a reacción para poder realizar el vuelo.



MÁS INFORMACIÓN

Facebook
A %d blogueros les gusta esto: