Luis Linares Zapata: Tándem opositor



De nueva cuenta, el dúo de articulistas del cotidiano Reforma vuelve a sus andadas predilectas: el ataque frontal al Presidente. Uno de ellos, en las páginas de opinión domingueras, es Luis Rubio y, el otro, abajo a la derecha, es Mayer Serra. Entre ambos, no dejan escapar algún punto secundario del discurso, cualquier inflexión de voz o dato que sea posible usar para desencadenar una serie de críticas terminales. La del pasado domingo de Rubio termina decretándole al gobierno algo singular, una hecatombe. Algunas veces llegan hasta el insulto a la persona, tal como ahora hace uno de estos egregios personajes del “alto mundo académico e intelectual”. En efecto, el señor Rubio se va hasta París y rescata de su tumba al Napoleón de Los Inválidos, para recordar una del montón de frases famosas de ese destructivo emperador. Bonaparte, dice Rubio, presenta una dicotomía de atributos para tipos de gobernante. La hace suya y le busca uso a la medida: la grandeza para el estadista es una y, la otra, simple mezquindad. Claro está que a AMLO, según este apuntador instantáneo, le ensarta la mezquindad. De la posible grandeza ya ni hablar. De ello el tabasqueño, según fulminante determinación del crítico, no entiende nada.



Source link

Facebook
A %d blogueros les gusta esto: