La Jornada: México ama y odia a sus ídolos: Terrible Morales



▲ Saúl Álvarez golpea a Daniel Jacobs durante la pelea por la unificación de los títulos de peso medio en la arena T-Mobile en Las Vegas, Nevada.Foto Afp
Juan Manuel Vázquez

 

Periódico La Jornada
Lunes 6 de mayo de 2019, p. 5

El amor a los ídolos deportivos en México es ambiguo. Las aficiones aman a sus figuras, pero son severas, inclementes si no cumplen las expectativas reales o imaginarias que se les imponen. Saúl Canelo Álvarez es la encarnación más reciente de este fenómeno social, considera un ex campeón de los que salían a morir al cuadrilátero, Erik Terrible Morales.

La noche del sábado 4 de mayo en Las Vegas, Canelo, el pugilista mejor pagado en la historia del deporte mexicano, y uno de los que mayores ingresos percibe en el mundo, venció por decisión unánime a Daniel Jacobs y sumó el cinturón de la FIB en peso mediano, para sumar a los que tiene del CMB y la AMB en la misma división.

La victoria del Canelo no tiene duda, considera el Terrible. El reflejo en las tarjetas, dos de 115-113, y la tercera 116-112, parecen justas y razonables. No fue una pelea explosiva ni de abundantes golpes brutales, dice el peleador que fue el primer mexicano campeón en cuatro divisiones distintas, pero de que ganó el pelirrojo no hay duda.

En México te aman o te odian, dice el Terrible. O te aman odiando o te odian amando, porque eso sí, ahí están al pendiente de lo que hace Canelo y todo mundo opina.

Terrible entiende que los aficionados quisieran ver peleas sangrientas todo el tiempo, ver a los ídolos noqueando en cada combate, pero recuerda que el boxeo también es una disciplina con un horizonte rico en posibilidades. Como un símil, piensa que no en todos los deportes hay goleadas o vértigo y que un juego de beisbol puede ofrecer un duelo cerrado de lanzamientos sin mover la pizarra y con la ilusoria impresión de que no ocurre demasiado.

A veces les concedo un poco de razón, porque queremos ver espectáculo, reconoce Morales; pero si te gusta el boxeo, creo que también puedes apreciar el trabajo como el que hicieron ambos anoche, con una pelea de estrategia, que lo hicieron bien, aunque no hubo demasiados golpes.

Si acaso le habría gustado más iniciativa del Canelo y mayor contundencia y explosión, pero también entiende que hay rivales que no permiten hacer ese tipo de peleas.

“Creo que Canelo fue más reservado en la segunda parte de la pelea”, analiza Morales; creo que influyó que Jacobs fuera más grande y con mayor peso, eso la hizo ver como una pelea mediana, más de estrategia que de golpes, pero jamás compartiría la opinión de que fue aburrida.

Sin importar lo que haga el Canelo, piensa Morales, siempre enfrentará sectores que no le reconocen sus méritos. A pesar de los detractores, el mexicano aumenta en público fiel y en fama.

No es el mejor libra por libra, pero sí está entre los mejores, evalúa el Terrible; hay que entender desde dónde los juzgan. Si es por lo dramático y espectacular de sus combates, pues no; si es en lo técnico, creo que está todavía un poquito abajo de los que consideran como los mejores (Vasyl Lomachenko o Terence Crawford), creo que está abajito de ellos; el que más vende, ese sí, sin duda, es el mejor.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: