La India aprueba el ensayo clínico de la vacuna rusa Sputnik V contra la COVID-19


La farmacéutica india Dr. Reddy’s Laboratories afirmó este sábado que el regulador de la nación asiática ha dado el visto bueno a los ensayos clínicos de la vacuna rusa contra la COVID-19, Sputnik V.

Versión impresa

Portada del día

“Hemos recibido la aprobación del Controlador General de Medicamentos de la India (DCGI, en inglés) para llevar a cabo pruebas en seres humanos en fase 2 y 3 para la vacuna Sputnik V en la India”, informaron en un comunicado conjunto la farmacéutica y el Fondo de Inversiones Directas de Rusia (FIDR).

El codirector de Dr. Reddy’s, G. V. Prasad, afirmó en el comunicado que este desarrollo “permitirá empezar los ensayos clínicos en la India” y luchar contra la pandemia.

El anuncio llega después de que Rusia aprobase a mediados de septiembre el suministro de 100 millones de dosis de su vacuna contra la COVID-19 a la India, que también está siendo probada en Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Venezuela.

Sputnik V fue registrada el pasado 11 de agosto y actualmente se encuentra en la fase III de los ensayos, aunque ha sido recibida con recelo por la comunidad científica internacional debido la velocidad de los ensayos y la poca información sobre el fármaco.

Regístrate para recibir contenido exclusivo

El país asiático, conocido como la farmacia del tercer mundo por su alta producción de genéricos a bajo costo, trabaja ya en la última fase de ensayo con varias vacunas.

Entre ellas se encuentra la de AstraZeneca en colaboración con el Insituto Serum de la India, uno de los mayores fabricantes de vacunas del mundo. “Covaxin”, del laboratorio indio Bharat Biotech International en colaboración con el Consejo Indio de Investigación Médica (ICMR), es otro de los candidatos.

Con 7.4 millones de casos de coronavirus y 112,998 muertes, la India es el segundo país del más afectado por la pandemia por detrás de Estados Unidos, con 8.2 millones de infecciones. 

VEA TAMBIÉN Angela Merkel: ‘tenemos que prepararnos por si no hay acuerdo’ para la salida del Reino Unido de la UE

Por otro lado, las calles repletas de niños en una barriada de Nueva Delhi en pleno horario escolar, muestran los efectos de siete meses de confinamiento en la India, una situación que se traducirá en muchos casos en el abandono de la escuela.

Con unos 250 millones de estudiantes, la reapertura oficial de los colegios esta semana en la India fue solo sobre el papel, ya que la mayor parte de sus regiones decidieron prolongar el cierre ante el continuo aumento de casos de coronavirus en el segundo país más afectado.

A la pobre infraestructura educativa, sobre todo en la India rural y suburbana, y una sociedad que ya hacía desertar a niñas durante su semana de menstruación o a niños durante las épocas de trabajo en los campos, se suma ahora la pérdida de un año escolar por la pandemia.

Desde el cierre de los colegios en marzo, la alternativa de clases online se convirtió en la mayoría de los casos en una quimera, tanto por la falta de acceso a internet como de dispositivos suficientes en las familias con varios hijos.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: