La depreciación del peso salvó a México de que se desplomaran las remesas


Braulio Carbajal

 

Periódico La Jornada
Martes 12 de mayo de 2020, p. 16

En marzo de 2020 los ingresos por remesas de cuatro de los seis principales países receptores de éstas en América Latina y el Caribe se desplomaron como consecuencia de la pandemia de Covid-19. En contraste, en México y Colombia crecieron más de 30 por ciento. La razón, según un estudio, es que en ambas naciones la moneda local se depreció de manera importante frente al dólar.

De acuerdo con datos del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla), en Guatemala las remesas cayeron 11.3 por ciento; República Dominicana, 21.9; El Salvador, 10.7, y Honduras, 15.5. En México crecieron 35.8 y en Colombia 30.6.

En conjunto, estas seis naciones concentraron 76.6 por ciento de recursos que se enviaron a la región en 2019. Sólo México representó 38.6 del total.

Según datos del Banco de México, en marzo pasado los connacionales mandaron al país 4 mil 16 millones de dólares, 35.8 por ciento más respecto de los 2 mil 958 millones de igual mes de 2019.

En el acumulado del primer trimestre de 2020, la suma alcanzó 9 mil 293 millones de dólares, 18.36 más en comparación con los 7 mil 851 de mismo periodo del año previo.

En marzo de 2020 el ingreso remesas a México registró un incremento anual significativo, que contrasta con lo observado en diversos países receptores, en los que las remesas tuvieron una fuerte contracción anual, agregó.

Desde su perspectiva, uno de los motivos de ese incremento fue que en marzo la depreciación del peso mexicano en relación con el dólar incentivó de manera significativa el envío de fondos. Es decir, su dinero valía más al convertirlo en pesos.

Otra razón, apuntó, fue que los migrantes mexicanos, ante los peligros del nuevo coronavirus, decidieron retornar a México y enviaron ahorros previos, evitando viajar con dichos recursos.

Sobre el primer factor, el instituto explicó que el volumen de bienes y servicios que los hogares mexicanos receptores de remesas pueden adquirir con esos recursos depende del monto recibido y del poder de compra de un dólar en el mercado interno.

En marzo de 2020 el poder de compra de un dólar en México se incrementó 12.6 por ciento en relación con el mismo mes de 2019, luego de que en enero y febrero había caído 5 y 5.4 por ciento, respectivamente.

A raíz de la volatilidad, el tipo de cambio promedio pasó de 19.25 pesos por dólar en marzo a 22.38 en el mismo mes de 2020. Pero llegó a 25 pesos.

En marzo, al alza de 35.8 por ciento en remesas se agregó el incremento en el poder de compra de dichos dólares. Ello implicó que ese mes las remesas en pesos constantes, es decir, medidas por el poder de compra de los hogares receptores, haya aumentado 52.9 por ciento en relación con el mismo mes del año anterior.

El Cemla prevé que en el segundo trimestre los ingresos por remesas presentarán un fuerte debilitamiento, con una contracción de entre 16 y 19 por ciento.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: