La ANH publicó los términos para los pilotos de fracking en Colombia


En la imagen, una plataforma de perforación de fractura hidráulica. EPA/JIM LO SCALZO
En la imagen, una plataforma de perforación de fractura hidráulica. EPA/JIM LO SCALZO

A través del Contrato Especial de Proyectos de Investigación (CEPI), la ANH reglamentó el desarrollo de pilotos de la técnica de fracturación hidráulica que le “permitirán al Estado tener información suficiente para tomar decisiones en materia de política pública con respecto al fracking”, informó la entidad.

Mediante los Términos de Referencia Definitivos del Proceso de Selección de Contratistas de los Proyecto de Pilotos de Investigación Integral (PPII), la ANH establece las condiciones para la asignación de áreas y define el “instrumento contractual” para el seguimiento y la administración de los pilotos.

“La ANH seleccionará de manera objetiva los proyectos más favorables a los intereses de la Nación, a partir de los cuales se obtendrá información suficiente y objetiva para tomar decisiones de política pública, basadas en evidencia científica, frente a las implicaciones de la técnica de Fracturamiento Hidráulico”, señaló el presidente de la ANH, Armando Zamora Reyes.

La adjudicación de los proyectos y la celebración de los contratos para estos pilotos será a partir del 23 de noviembre de 2020, lo que establecería una sustitución de los procesos de licencia ambiental para poder desarrollar los pilotos en el país.

Toda la información obtenida a partir del desarrollo de los pilotos será pública, con la intención de hacer de los procesos actividades participativas y transparentes. En consecuencia, la ANH y el contratista estarán obligados a participar en “diálogos territoriales con las comunidades” así como con las autoridades locales donde se desarrollen estos proyectos.

A su vez, mediante un esquema institucional complementario y participativo, se le hará el debido seguimiento al progreso de los pilotos bajo rigurosas condiciones de control, vigilancia y monitoreo.

“Las inversiones proyectadas para desarrollar los cuatro pilotos están estimadas en hasta 400 millones de dólares, lo que podría contribuir de manera temprana a la reactivación sostenible que tanto necesita el país”, agregó Zamora.

Foto de archivo. Un hombre sostiene un cartel durante una protesta contra el fracking en Bogotá, Colombia, 7 de junio, 2019. REUTERS/Luisa González
Foto de archivo. Un hombre sostiene un cartel durante una protesta contra el fracking en Bogotá, Colombia, 7 de junio, 2019. REUTERS/Luisa González

Fracking en Colombia

Para diciembre de 2019, un Tribunal del país ordenó a la compañía internacional de hidrocarburos Drummond suspender las actividades de producción de gas metano con fracking en 15 pozos en una de sus minas de carbón del norte del país. Esto debido a que, aún no existe una reglamentación que autorice la explotación de hidrocarburos con esta técnica.

El fallo del Consejo de Estado, aplaudido por ambientalistas, obligaba a Drummond a paralizar las actividades de producción de gas en los pozos ubicados en el campo La Loma, en el departamento del Cesar, y prohibió cualquier actividad en otros 42 pozos.

El tribunal mantuvo en septiembre una medida cautelar que suspendió el uso del fracking para la exploración de hidrocarburos en yacimientos no convencionales, pero aclaró que la decisión no impide los proyectos pilotos de investigación, aunque la fase de producción aún está prohibida.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: