Juan Carlos Ruiz Guadalajara*: AMLO y el ganso de los huevos de oro



El primero de diciembre pasado el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reiteró en el Zócalo una de sus promesas de mayor crédito entre los votantes: “No se permitirá ningún proyecto económico, productivo, comercial o turístico que afecte el medio ambiente”. Lo dijo tras confirmar la negativa de su gobierno a permitir métodos extractivos “que afecten la naturaleza y agoten las vertientes de agua”. En medio de alusiones al papel que deberemos asumir los ciudadanos en la declarada Cuarta Transformación (4T), cerró su intervención con una sentida petición: “No me dejen solo, porque sin ustedes no valgo nada”. Si bien el llamado a gobernar con y para el pueblo se ha traducido en el cumplimiento de importantes promesas de campaña, lo cierto es que muchos poderes fácticos han logrado infiltrar al nuevo gobierno para intentar detener el cambio verdadero. De ahí que en resonancia con su demanda de no dejarlo solo, es urgente alertar a AMLO desde la ciudadanía para impedir que sus antiguos detractores terminen por controlar áreas clave de la política pública. Uno de los casos más alarmantes es la Secretaría de Economía (SE), cuya titular, Graciela Márquez, entregó importantes sectores de esa dependencia a los corporativos mineros mexicanos e ­internacionales.



Source link

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: