Jinete accidentado en el hipódromo está en “sedación profunda” para que su cerebro descanse


El jinete Jean Carlos Rodríguez salió bien de una operación que se le practicó a últimas horas de ayer y la madrugada de este sábado, aunque su condición sigue siendo grave y de pronóstico reservado.

Versión impresa

Portada del día

La intervención se dio luego que al jinete aprendiz se le diagnosticó un trauma craneoencefálico severo, “con hemorragia sub aracnoidea y edema cerebral masivo”.

Fuentes oficiales detallaron que a Jean Carlos Rodríguez se realizó descompresión del edema y se le colocó un sensor de monitoreo de la presión intracraneal.

Tras el procedimiento, sus signos vitales son “más estables” y sobre las 1:00 a. m. de este sábado 17 de octubre se le trasladó a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) “con sedación profunda” para que su cerebro descanse y oxigene con ventilador. Permanecerá así entre 72 y 96 horas, según evolución que se hará en las próximas horas, mediante CAT de control.

El jinete panameño, quien se accidentó en la sexta carrera que se realizó en el Hipódromo Presidente Remón el viernes, fue intervenido en The Panama Clinic por el neurocirujano Leonardo Barrios, quien estuvo apoyado por los doctores intensivistas Julio Sandoval y Eduardo Prado, ambos hípicos y dueños de caballos.

Regístrate para recibir contenido exclusivo

 

Un reporte al cual tuvo acceso este medio detalló que, pese a la exitosa operación, la condición de Jean Carlos Rodríguez sigue siendo “grave” y de “pronóstico reservado”.

Antes de la intervención, se reportó que Rodríguez no presentaba fractura en el cráneo, donde sufrió los golpes más severos, pero sí se observaron “unos puntos de sangre en el cerebro”, además de inflaciones.

Igualmente, se le practicaron exámenes de radiografía, tras lo cual se tomó la decisión de intervenirlo pasadas las 10:00 de la noche. 

VEA TAMBIÉN Jinete quedó entubado y todavía lucha por su vida, luego de accidentada carrera

La gestión para el traslado de Jean Carlos Rodríguez al centro privado se dio luego que se constató que en el Santo Tomás era complicado dejarlo en la UCI, debido a que está llena y dedicada básicamente a pacientes de la COVID-19.

El también jinete Luis Arango, quien permaneció en el hospital junto a otros colegas de la directiva de la Unión de Jinetes de Panamá, comentó a Panamá América que les habían compartido que Jean Carlos Rodríguez presentaba algunos golpes en los pulmones, sobre los cuales los médicos estaban atentos.

Los otros lesionados
En el accidente de carrera, también sufrieron lesiones Juan Jiménez, Jimmy Carrión y José Morelos.

Jiménez, uno los mejores aprendices de Panamá, tuvo fractura de la clavícula; a Carrión se le diagnóstico una fisura, también en la clavícula, en tanto que José Morelos sufrió fuertes golpes. Todos están fuera de peligro.

Los hechos
El Jean Carlos Rodríguez sufrió una caída ayer en el hipódromo, tras la cual fue llevado al hospital San Miguel Arcángel “casi en estado de coma”, luego de caer de los lomos de la yegua Espartaca, en la sexta carrera.

La rodada de este jinete aprendiz, dio lugar a una sucesión de caídas en las que se vieron envueltos otros tres “jockeys”: Juan Jiménez, Jimmy Carrión y José Morelos.

A falta de unos 700 metros para concluir la competencia, la cabalgadura de Jean Carlos Rodríguez, Espartaca (3), se mantenía en la quinta posición, perdiendo terreno y pegada a la empalizada, cuando de repente colapsó y el jinete cayó. Más atrás fueron rodando Jimmy Carrión de Princess Zoe (6); Juan Jiménez de A La Manet (14) y finalmente José Morelos, quien estaba sobre Empirista (1) y venía entre los zagueros.

Tras el accidente, que se dio aproximadamente a las 4:15, Rodríguez fue trasladado al hospital en la ambulancia que opera en el hipódromo, debido a la gravedad de su estado, en tanto que Jimmy Carrión también fue movilizado en vehículo particular, mientras que Jiménez permaneció por una hora y 20 en espera de ser trasladado, contó el dirigente Jesús Barría.

José Morelos, quien resultó con golpes, pero de menor gravedad, prácticamente voló por los aires y fue trasladado al hospital, en su vehículo particular por Diego Arango, propietario de la yegua Empirista a la que Morelos montó en la carrera.

Luego del incidente, que se dio en una competencia de 15 yeguas, las Unión de Jinetes decidió no seguir actuando ante el ambiente de inseguridad que se dio, tras la caída de sus colegas.

Hoy sábado está programada otra tarde de carreras, pero la misma es incierta ante la situación registrada este viernes.

Reacciones
Jesús Barría, directivo de la Unión de Jinetes, explicó que hay una reunión programada para este sábado a las 10:00 a. m. en la que se espera la participación de las asociaciones de dueños de caballos y la empresa Hípica de Panamá S. A., para discutir sobre la situación y los pasos a seguir.

Los jinetes se quejan de que las carreras con más de 14 ejemplares, y en distancias de 1,000 y 1,100 metros, constituyen un peligro debido a que, una vez parten los ejemplares, hay próxima una curva que les dificulta maniobrar en caso de alguna aglomeración de caballos. La carrera del accidente se disputó sobre 1,100 metros.

Las participantes, un lote de yeguas de la octava serie, se desplazaban (15 en total) en aproximadamente tres pelotones.

Espartaca, con Jean Carlos Jaén, que salió en la punta y comenzó a rendirse en las primeras de cambio, iba alternando entre la quinta y la sexta posición dentro del primer pelotón, cuando cayó.

Tras ella, y debido a la velocidad y la manera como cayó la yegua y el jinete Jean Carlos Rodríguez, los otros sucumbieron en cadena.

Barría dijo que se pretende solicitar a los gremios y a la administración que las carreras no sean de más de 14 caballos y que se instale una ambulancia adecuada, ya que la actual “no tiene nada”.

Unas cinco horas después del accidente, la administración del hipódromo emitió un comunicado, en el que dijo que “lamenta el inesperado incidente ocurrido”.

Aseguró que “todos los jinetes compiten con todos los elementos de seguridad, tales como: casco, lentes y chaleco de protección; y cuentan también con la cobertura de seguro privado de salud y vida”.

Según Hípica de Panamá, una vez ocurrido el suceso, fueron cumplidos todos los protocolos establecidos para este tipo de emergencias y trasladados para su atención médica.
Igualmente, aseguró que se “está brindando todo el apoyo necesario a los jinetes involucrados y a sus familias”.

No obstante,  Jesús Barría dijo que lo que pasó ayer “fue la última gota para derramar el vaso” y que exigirán mayores y mejores medidas de seguridad.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: