Hospitalizan por Covid a Israel Vallarta, ex de Florence Cassez


▲ Mari, esposa de Israel Vallarta –quien presentó síntomas de Covid-19 en su reclusión en Puente Grande– y el abogado de éste, Ricardo Sayavedra (izquierda), ayer por la mañana, afuera del Hospital General de Occidente, en Zapopan, Jalisco.Foto Juan Carlos G. Partida

Juan Carlos G. Partida

Corresponsal

Periódico La Jornada
Viernes 15 de mayo de 2020, p. 26

Guadalajara, Jal., Los hermanos Israel y Mario Vallarta, reclusos del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 2 de Puente Grande, Jalisco, tienen síntomas de Covid-19. El primero está internado en el Hospital General de Occidente (HGO) desde el miércoles 13 de mayo y su condición es delicada, mientras el segundo está en el penal sin recibir atención médica, salvo un paracetamol, aseguró la esposa de Israel, quien se identificó como Mari.

Israel fue pareja sentimental de la francesa Florence Cassez y en diciembre de 2005 fue detenido junto con ella, –en un comprobado montaje realizado por la entonces denominada Agencia Federal de Investigación dirigida por Genaro García Luna, hoy encarcelado y bajo proceso en Estados Unidos por conspirar para traficar cocaína y hacer declaraciones falsas–, acusado de encabezar una banda de secuestradores en la que también participaban varios de sus familiares, entre ellos Mario.

Mari declaró en entrevista que el miércoles pasado llegó a Guadalajara, luego de que dialogó por teléfono con su marido el fin de semana anterior. Indicó que Israel le pidió que alertara a mecanismos defensores de derechos humanos sobre su condición, ya que se sentía enfermo de las vías respiratorias y apenas podía hablar.

Acotó que su esposo fue trasladado al nosocomio, dependiente de la Secretaría de Salud de Jalisco, después de que ella intervino y exigió a las autoridades del Cefereso que se proporcionara a Israel atención médica urgente.

Este jueves, luego de ir y venir de Puente Grande al nosocomio, Mari fue informada que su cónyuge estaba delicado, que se le practicaron pruebas para detectar coronavirus, y que el próximo lunes se conocerán los resultados.

A su vez, la esposa de Mario Vallarta –quien solicitó anonimato– confirmó que tras hablar con su marido, se enteró que éste presentaba sintomatología similar a la de Covid-19, pero aún no ha sido remitido a un hospital, y tampoco se le ha practicado examen de detección alguno.

El abogado de los hermanos Vallarta, Ricardo Sayavedra, afirmó que las autoridades son omisas y vulneran los derechos humanos de sus representados, porque al menos en el caso de Israel está en riesgo su vida. Recordó que desde hace meses ha ingresado peticiones administrativas para que se atienda a su cliente por un mal respiratorio que padece desde que estaba encarcelado en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el estado de México.

En este contexto, parientes de otro convicto de Puente Grande, Enrique Alejandro Pizano, quien está recluido acusado de pertenecer al cártel Jalisco Nueva Generación, dieron a conocer que también se encuentra muy grave, luego de que se detectó que se infectó de coronavirus, y se le atiende en hospital, donde elementos de la Guardia Nacional lo mantienen bajo vigilancia permanente.

Fernando Basave, abogado de Pizano, manifestó que le fue difícil determinar adónde se trasladó a su cliente, y que presentó quejas ante diversos organismos, entre ellas una a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, el pasado 9 de mayo. Indicó que la defensoría le ofreció enviar a un visitador para saber qué medidas se aplican en Puente Grande en cuanto a prevención y tratamiento de Covid-19 al interior del centro penitenciario.

A su vez, familiares de reos del Cefereso anunciaron que se manifestarán este viernes para reprochar que, además de no recibir atención médica, tampoco se les somete a exámenes para establecer si padecen coronavirus.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: