Guía para que tu bolsillo NO sufra este regreso a clases


También recomienda que en caso de que seas empleado formal, destines parte de tus utilidades al ahorro para este fin. Este fondo lo puedes alimentar a lo largo del año especialmente para asuntos escolares de tus hijos o los tuyos si eres universitario. De esta manera será más fácil librar el gasto.
Imagina que desde enero ahorras 50 pesos por semana, para agosto ya tendrás por lo menos 1,550 pesos. El año pasado, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) estimaba un gasto promedio de hasta 2,600 pesos por alumno. Si cumples con este ahorro semanal, solo estarías aportando poco más de 1,000 pesos.
Este ‘guardadito’ definitivamente no es el mismo para todas las personas; dependerá de tus ingresos, el número de hijos que tengas y la institución a la que acuda: pública o privada, pero es mejor tener por lo menos el 50% ya ahorrado.
Otra forma de ahorrar dinero, de acuerdo con Urías, es haciendo un comparativo de los útiles escolares, puedes hacerlo visitando tus tiendas de confianza o a través de las páginas web con semanas de antelación.
“Comparar es una de las cosas más importantes porque podemos ahorrar desde un 20% hasta un 70%. Hay que hacer una lista con los artículos básicos y un documento con tres columnas donde podamos comparar precio y calidad”, dice.
El banco Scotiabank recomienda que en caso de tener alguna tarjeta departamental o bancaria, busques alguna recompensa o descuento a través de los programas de lealtad.
Recuerda que cuando haces las compras de última hora estas se convierten en compras de pánico por lo que aumenta la posibilidad de que se salga de control tu gasto presupuestado.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: