Gloria Muñoz Ramírez: Los de abajo



Pasaron más de 50 horas para que el titular del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino, acusara recibo de que sus oficinas habían sido tomadas por la comunidad otomí residente en la Ciudad de México, cuyos integrantes forman parte del Congreso Nacional Indígena (CNI), la red de pueblos, naciones y tribus que conoce muy bien el actual funcionario, pues formó parte de su construcción en los años en los que su pensamiento y acción estaban con ellos.



Source link

A %d blogueros les gusta esto: