Frente a agentes de tránsito, taxis irregulares operan fuera de sede de vacunación



Frente a agentes de tránsito, taxis irregulares operan fuera de sede de vacunación

Sandra Hernández García

 

Periódico La Jornada
Martes 20 de julio de 2021, p. 25

Con el amparo de las autoridades de tránsito, la organización de taxistas Leones, con unidades piratas, aprovecharon el tráfico vehicular en inmediaciones del centro de vacunación en el Palacio de los Deportes para hacer base sobre el Circuito Interior.

¿Quiere taxi? ¡Súbale!, gritaron dos jóvenes que recibieron una moneda cada vez que una unidad de esa organización partía con una persona a bordo, que acababa de ser vacunada.

Los vehículos, algunos de los cuales no contaban ni con cromática oficial, pero sí con el logo de la organización, se formaron uno tras otro para recibir pasajeros, sin importar el caos vial que provocaron y frente a agentes de tránsito que sólo se limitaron a mover el brazo para apurar a los conductores.

El Reglamento de Tránsito vigente prohíbe, en su artículo 48, utilizar o instalar en vehículos particulares, cromáticas iguales o similares a las del transporte público de pasajeros matriculados en la Ciudad de México.

La sanción equivale de 20 a 30 veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad, es decir, de mil 792.4 a 2 mil 688.6 pesos, así como la remisión del automóvil al depósito.

Sin embargo, los jóvenes continuaron ofreciendo taxi seguro a toda persona que saliera de la sede de vacunación, algunos aceptaron el servicio ante la promesa de que el cobro del viaje era con base en un taxímetro.

Otros tantos prefirieron pedir servicio de transporte por aplicación como Uber, y otros tantos regresaron a sus vehículos que habían estacionado en las inmediaciones de la zona, o usaron transporte público.

Los viene viene también hacen su agosto

En tanto, sobre avenida Añil un viene viene ofreció resguardar vehículos por 30 pesos el tiempo libre en un espacio del Centro de Desarrollo Infantil (Cendi) 24 que permanece cerrado por la pandemia.

A cada rato un joven preguntaba con gritos a los conductores: ¿viene a la vacunación?, hay espacio, y los invitó a dejar su coche a lo que originalmente es una bahía de ascenso y descenso para los alumnos.

Para el medio día seis vehículos ya estaban estacionados en el lugar, lo que representa 180 pesos de ganancia por aparcar en un área que es pública.



MÁS INFORMACIÓN

Facebook
A %d blogueros les gusta esto: