Francia supera a España y es ya el tercer país con más muertos de Europa


Francia rozó este martes los 27.000 muertos por coronavirus tras sumar 348 fallecimientos en el último día, el segundo tras el fin del confinamiento iniciado el pasado 17 de marzo.

De las 26.991 víctimas mortales, 17.003 se produjeron en hospitales y 9.988 en residencias de ancianos y centros de dependencia, indicó el Ministerio de Sanidad francés en un comunicado.

El país supera ya en número de muertes por COVID-19 a España, donde hasta este martes se habían registrado 26.920 desde el inicio de la pandemia, y se sitúa como el tercero de Europa con más fallecidos, por detrás del Reino Unido e Italia.

En este segundo día de desescalada, Francia tenía ingresados a 21.595 pacientes por coronavirus, de los que 2.542 se encuentran en unidades de cuidados intensivos (UCI).

Aunque ha habido 92 nuevas admisiones de casos graves en un día, el saldo entre ingresos y altas en las UCI se mantiene negativo, con 170 personas menos en el último día.

El Ministerio de Sanidad advirtió en su nota que la epidemia sigue “activa” en el país e instó a seguir respetando las medidas de distancia social y a llevar mascarilla en un momento en que el se retoma progresivamente la actividad económica.

Aglomeraciones y vuelta al colegio

En ese sentido, el Gobierno francés apeló este martes a la prudencia de los ciudadanos en el segundo día de la desescalada, ante las escenas de aglomeraciones registradas en algunos puntos del país y frente a las primeras tensiones surgidas con autoridades locales que solicitan más libertad de movimientos.

El día en el que miles de alumnos regresaron a las escuelas en algunas regiones, el Ejecutivo tuvo que dar un paso al frente para recordar que la amenaza de regresión está presente.

Una clase de primaria en un colegio de Burdeos (Francia), con el cupo de alumnos reducido por la pandemia del coronavirus.
Una clase de primaria este martes en un colegio de Burdeos (Francia), con el cupo de alumnos reducido por la pandemia del coronavirus.
CAROLINE BLUMBERG / EFE

El ministro de Sanidad, Olivier Véran, alertó del peligro de relajamiento frente a la distancia social y la higiene personal como principales armas contra la COVID-19, mientras el diario Le Figaro revelaba que el Gobierno prepara un “plan de reconfinamiento” ante posibles rebrotes de la pandemia.

Algunas imágenes de aglomeraciones de gente en los transportes públicos o de reuniones sociales en parques y zonas verdes dispararon las alarmas sobre un paso atrás tras ocho semanas en las que el confinamiento logró detener la circulación del virus.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, llegó incluso a solicitar la reapertura de los parques, a lo que se opuso de forma tajante el ministro de Sanidad.

Véran recordó que París se encuentra en “zona roja”, lo que significa que la circulación del virus es más activa y las medidas de precaución deben ser más importantes, y advirtió que la apertura de parques puede contribuir a que estas se relajen, sobre todo ahora que se aproxima el buen tiempo.

Ciudadanos sentados a la orilla del Sena, en París, en el segundo día de la desescalada de las medidas adoptadas contra el coronavirus  en Francia.
Ciudadanos sentados a la orilla del Sena, en París, en el segundo día de la desescalada de las medidas adoptadas contra el coronavirus en Francia.
IAN LANGSDON / EFE

Hidalgo consideró que abrir los parques es “una medida sanitaria” en esa ciudad con gran densidad de población y aseguró que presentará a las autoridades nacionales un protocolo para evitar masificaciones.

“Estamos dialogando con el Gobierno. En una ciudad tan densa como París, donde hay más de 20.000 habitante por kilómetro cuadrado, necesitamos tener espacio para respirar, andar. Creo que es una medida de sanidad pública. Tenemos que dialogar y lo conseguiremos juntos”, dijo este martes.

Pero el Gobierno no lo ve de la misma manera. Apenas iniciada la desescalada, teme que los franceses consideren que el episodio del coronavirus forma ya parte del pasado.

“Esto no ha terminado, el virus sigue circulando. La gente puede tener la tentación de recuperar su libertad y su vida anterior. Eso es una trampa”, advirtió el ministro.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: