FGE-Jalisco busca más lotes de mezcla con metanol que dejó 28 muertos


Juan Carlos G. Partida

Corresponsal

Periódico La Jornada
Miércoles 13 de mayo de 2020, p. 25

Guadalajara, Jal., La Fiscalía General del Estado (FGE) mantiene sus pesquisas en busca de lotes de alcohol adulterado con metanol elaborado por la empresa El Chorrito, con sede en el municipio de Tamazula, que causó la muerte a 28 personas que bebieron el producto y afectó a otras 81, entre ellas un hombre de 29 años que quedó con secuelas visuales. Al momento permanecen hospitalizadas 20 personas que ingirieron la mezcla.

Los primeros intoxicados fueron detectados el 25 de abril. Casi dos semanas después, el 7 de mayo, la FGE emitió alertas a las fiscalías de la Ciudad de México y de Coahuila, donde también se comercializan botellas de El Chorrito, que se utiliza para la elaboración de cosméticos, alimentos y dulces artesanales.

El fiscal jalisciense, Gerardo Octavio Solís Gómez, dijo ese día que en la alcaldía Venustiano Carranza de la capital del país, se localizó a Rogelio Garza, un proveedor de la marca, y a una persona de nombre José Antonio Guerrero que la distribuye en Torreón, Coahuila.

Solís Gómez solicitó a ambas fiscalías poner especial atención en ambos comerciantes, pues podrían estar relacionados con la triangulación del suministro del líquido, luego de que se detectó que varios embarques repartidos en Jalisco provenían de domicilios ubicados en esas ciudades.

A principios de mayo fue detenido Leonardo Méndez Arias, ex químico del ingenio de Tamazula, a quien se vinculó a proceso como parte de las investigaciones por el caso, pues participaba en la compra y distribución del alcohol adulterado de la empresa El Chorrito.

Solís afirmó que el sujeto tenía conocimientos técnicos suficien-tes como para advertir la trascendencia de un producto que pudiera ser peligroso para la salud.

Méndez Arias fue encarcelado y al momento se busca a su hijo, Leonardo Méndez Carabez, quien firma como responsable del envasado y distribución del producto elaborado por el ingenio de Tamazula, según la etiqueta de El Chorrito.

La Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios de Jalisco (Coprisjal) advirtió que el alcohol adulterado implica un elevado grado de toxicidad y emite vapores altamente inflamables y explosivos, lo que también arriesga a quienes lo manipulan.

Luego de conocerse las primeras muertes por ingestión del líquido la FGE, la Coprisjal y diversos ayuntamientos emprendieron acciones conjuntas, entre ellas el decomiso en el municipio de Zapopan de 20 mil litros del producto en la comunidad Tesistán.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: