“Ésta habla porque habla”; así empezó el suplicio de Nancy Saavedra en Edomex



“Súbela; ésta habla porque habla”. Esa fue la sentencia con la que se inició su suplicio. La obligaron a desnudarse y la sentaron en un banco. Nerviosa, Nancy Saavedra no tenía idea de lo que seguía. Le achacaban haber robado una cartera a dos mujeres en la Central de Abasto de Ecatepec, estado de México, lo cual –asegura– es falso.



Source link

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: