Es la vacuna oportunidad de volver a empezar: médico inmunizado | ELIMPARCIAL.COM


Cuando el doctor Juan Miguel fue trasladado por los militares para, al fin, recibir la anhelada vacuna contra el Covid-19, no pudo evitar reflexionar en aquellos que perdieron la batalla, y la trascendencia de ese momento que significó una oportunidad para volver a empezar.

Juan Miguel Guerrero Hernández es originario de Mexicali, fue formado como médico en la Facultad de Medicina de la UABC, actualmente es residente del Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez (Incich), y cuenta con la especialidad en medicina interna.

El doctor Guerrero puso sus conocimientos en servicio de los pacientes con Covid-19 durante la pandemia en la Ciudad de México, sobre todo, para aquellos que presentan complicaciones cardiacas, por ello es que formó parte de la primera línea de trabajadores de la salud en recibir la vacuna.

Promover la vacuna, y derrumbar los mitos sobre ella, es una misión importante para Guerrero, quien recuerda las duras jornadas, la incertidumbre, y las pérdidas familiares que implicó la pandemia. “Cuando empezó la pandemia, un tío mío padeció la enfermedad, me hablan mis familiares estaba grave en el hospital, lo intubaron, con el conocimiento que teníamos en ese momento, les pasaba desde mi lado los tips, esto era una zona de guerra, lamentablemente no logramos tener el éxito que hubiéramos deseado, y mi tío falleció”, recordó.

El doctor Juan Miguel llegó invito a recibir la vacuna, la cual considera que más que un alivio, representa una gran responsabilidad, la misión de difundir y concientizar sobre sus beneficios. “Unos decían que es la luz al final del túnel, en mi caso, no lo creo así.

Es un gran paso, claro que sí; sin embargo, nos da una responsabilidad muy grande para hacer buen uso, y sobre todo reforzar las medidas de la ciudadanía”, declaró. “Cuando empezó lo de la vacuna, me dio un impulso para informar sobre esta enfermedad, a los que todavía no la pueden recibir, pienso que esa es la clave”, compartió.

TRASLADO

Era el cuarto día desde que inició la vacunación en la CDMX, llegaron los camiones del Ejército al Instituto, subían gente para trasladarlos, hicieron listas de antemano para el orden de la vacunación, primero fueron los médicos de primera línea, relató.

Eran las 9:00 horas, y el doctor Guerrero ya estaba listo para recibir la vacuna, sí, había un poco de temor, sobre todo porque no sabían cómo estarían las medidas de seguridad en la base militar.

Llegaron al Colegio Militar, los acomodaron en fila, les pidieron el CURP, identificación y la credencial del Instituto, aseguró que los militares se portaron muy amables y muy bien organizados.

“El personal tiene una base de registro con todos nuestros datos, pasamos a un filtro sanitario, nos tomaron la temperatura, nos dieron gel y preguntaron si habíamos tenido Covid en las últimas dos semanas, o síntomas compatibles”, detalló.

“Pasamos a una tienda de campaña, me senté y me vacunaron, la vacuna sí duele poquito, pero nada de cuidado. Me observaron de 15 a 30 minutos en una silla, junto a un grupo de alrededor de 20 personas, si no presentas reacción, te retiras”, aclaró. No hubo efecto adverso ni en él, ni en el grupo, en las primeras horas presentó cansancio, dolor en el sitio de aplicación, y una sensación como cuando te va a dar un resfriado, el único síntoma que duró 72 horas fue el dolor en el sitio de aplicación.

“Cuando venía en el camión me acordé de mi familia, de mi tío sobretodo, y pensé, me hubiera gustado que él hubiera llegado a este momento, al tener esta vacuna uno recibe una gran responsabilidad, de esto que se me ha dado como primicia”, reflexionó.

PRIMUM NON NOCERE

“Todos nosotros siempre hacemos el máximo el esfuerzo bajo nuestro principio más importante, el principio de no hacer daño ‘Primum non nocere’, así lo manejamos en medicina, no se colocó ningún chip en ninguna vacuna, no habrá tecnología 5G, lo que sí da la vacuna, es una oportunidad de volver a empezar”, reflexionó.

El doctor hizo un llamado a la población, a no temer de la vacuna, ya que se trata de un producto basado en la ciencia, hecha para el beneficio de la humanidad. “No tengan miedo, tengan confianza en que la ciencia está de su lado, tengan confianza en que todos los esfuerzos que hacemos la comunidad científica para vencer esta pandemia están siempre al máximo”, concluyó.

En esta nota



MÁS INFORMACIÓN

Facebook
A %d blogueros les gusta esto: