Entre esfuerzos por volver al aula y el abrazo a la virtualidad


En toda la región se han suspendido las clases presenciales. Algunos lo hicieron muy pronto –Uruguay lo resolvió al día siguiente de que se detectaran los primeros cuatro casos positivos-, y otros tardaron algunas semanas en definirlo, pero lo cierto es que ahora, preocupados por la ampliación de la brecha educativa, todos analizan cuándo y cómo retornar a las aulas.

En Argentina los tiempos son inciertos. Se considera que agosto es un objetivo posible, pero sobre todo se analiza cómo será la vida escolar en la nueva normalidad. ¿Se podrá aplicar el distanciamiento social en las aulas? ¿Se suspenderán los recreos? ¿Entrarán todos los alumnos a la misma hora? No están todas las respuestas escritas aún. Los manuales de nuevas prácticas escolares están en plena redacción. Hay algunos bocetos, pero nadie quiere anticiparse.

Sobre lo que casi hoy no tiene dudas el ministro de Educación de la Nación Argentina, Nicolás Trotta, es que el retorno a clases se hará de manera gradual y que la fecha de inicio no será igual en todas las provincias. Además, será por niveles. Los primeros en volver serán los alumnos que estén en su último año del ciclo primario y secundario porque se entiende que solapar los ciclos lectivos 2020 y 2021 no es una opción viable para ellos.

Los colegios en Chile regresarán en tres fases: primero las zonas donde no hay contagios, luego las escuelas rurales y más tarde las que tengan menos de 100 alumnos. Después dependerá de las condiciones sanitarias de cada comuna. El Consejo Asesor pidió que no se retomen las clases hasta que la curva de contagios baje dos semanas seguidas, lo que aún no ha ocurrido.

En Uruguay, en tanto, a mediados de abril se reabrió cerca de la mitad de las escuelas rurales con un estricto protocolo, en acuerdo -aunque tras arduas negociaciones- con los sindicatos de la enseñanza. Ahora, el comité de científicos que asesora el gobierno ha dado luz verde para planificar el retorno de las clases presenciales en Primaria a nivel nacional, y el presidente confirmó que habrá novedades la semana próxima.

Las aulas en México iban a volver a la actividad mañana lunes en los municipios donde no hubiera registro de contagios, pero la medida se suspendió porque la mayoría de las autoridades entendió que no estaban las condiciones dadas. Algunos analizan volver el 1 de junio y otros planean culminar el año lectivo en forma virtual.

En ese sentido, son varios los países que se han abrazado a las clases virtuales. En Paraguay, el ministro de Educación, Eduardo Petta, anunció a mediados de abril que no habría clases presenciales hasta 2021 y dio por terminado el año lectivo. Días después, tras reuniones con las asociaciones de colegios y padres, se definió que el año escolar seguiría su curso pero con educación a distancia.

En Colombia se la jugaron por la educación virtual y en eso se está avanzando. Por ahora no se ha resuelto si volverán a las aulas este año. Todo depende de la evaluación del Ministerio de Salud sobre el riesgo que esto pueda representar.

Venezuela no ha empezado a hablar de retomar la educación presencial. Las autoridades se han enfocado en terminar el año escolar a distancia, con una buena cuota de improvisación y limitaciones. Las clases transmitidas por el canal oficial VIVE TV han recibido muchas críticas.

*Con información del Grupo de Diarios América (GDA), integrado por La Nación (Argentina), O Globo (Brasil), El Mercurio (Chile), El Tiempo (Colombia), La Nación (Costa Rica), La Prensa Gráfica (El Salvador), EL UNIVERSAL (México), El Comercio (Perú), El Nuevo Día (Puerto Rico), El País (Uruguay) y El Nacional (Venezuela).

 



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: