Empresas descansan sin sueldo a empleados o reducen sus salarios


Dora Villanueva

 

Periódico La Jornada
Jueves 26 de marzo de 2020, p. 18

La distancia social que busca contener el avance del Covid-19 en México ha resultado en que pequeños negocios, medianas empresas y corporativos promuevan diferentes esquemas para dejar de pagar total o parcialmente salarios sin que exista una contingencia declarada por el gobierno, también promueven esquemas de rotación consentida por los trabajadores, suspenden contrataciones ya previstas e incluso realizan despidos.

En este entorno, Aeroméxico, la aerolínea más grande y la de mayor tiempo de operación en México, dio a firmar a todo el personal administrativo una carta que presenta en forma de contribución y que implica una reducción del salario, en medio de los ajustes para mantenerse en vuelo. Medida que es extra a la que sobrecargos y pilotos sindicalizados resolvieron la semana pasada.

La firma fue voluntaria, pero como uno tiene el antecedente de Mexicana de Aviación, lo que menos quiere es que tantas personas se queden sin salario, dijo en entrevista una persona que hasta la semana pasada trabaja en Aeroméxico con un sueldo reducido y a la espera de firmar contrato tras un periodo de prueba. Ahora se le descansó con la incertidumbre de que pueda volver a la empresa.

De acuerdo con otro trabajador, los altos mandos renunciaron a 50 por ciento de su sueldo, los medios a 20 y los básicos a 13 por ciento. Incluso, antes de las reducciones voluntarias que se firmaron el 13 de marzo, la firma comunicó que Andrés Conesa, director general de Aeroméxico, ya había renunciado a 20 por ciento de sus ingresos, un segundo comunicado interno anunció una baja más en la que no se detalló porcentaje.

La quiebra de Mexicana, justo 10 años atrás, en agosto de 2010, ha movido a todos los trabajadores de Aeroméxico en la búsqueda de preservar 16 mil empleos. Todo bajo un esquema de renuncia voluntaria, donde los trabajadores firmaron al margen de las siguientes líneas:

“Con la finalidad de procurar la viabilidad de la empresa y proteger nuestra fuente de trabajo, así como la sobrevivencia de nuestras familias, estoy de acuerdo en que de forma temporal e indefinida y a partir de esta fecha, en aportar un porcentaje de mi salario base diario a razón de (…) a la empresa.”

Sin embargo, en pequeñas y medianas empresas los estragos del distanciamiento social que tiene cerradas cortinas y una menor actividad en las empresas que siguen en operación han resultado en despidos y cuarentenas sin goce de sueldo, reprochan trabajadores en redes sociales.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: