El nombre de Soledad en mujeres de AL ‘‘es peculiar y poético’’, celebra Mircea Cărtărescu



El nombre de Soledad en mujeres de AL ‘‘es peculiar y poético’’, celebra Mircea Cărtărescu


▲ Mircea Cărtărescu (Bucarest, 1956) en uno de los módulos del encuentro editorial que se desarrolla en la capital jalisciense.Foto Arturo Campos Cedillo
Ericka Montaño Garfias

Enviada

Periódico La Jornada
Miércoles 28 de noviembre de 2018, p. 8

Guadalajara, Jal., La soledad es el tema central en la obra del escritor rumano Mircea Cărtărescu, cuyo nombre aparece en la lista anual de candidatos al Nobel de Literatura.

Este miércoles recibirá el Premio Formentor de las Letras, que reconoce el conjunto de la obra de un autor, en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara.

‘‘Mis mejores obras se deben a la soledad. A ese sentimiento que me ha acompañado toda mi vida. Tengo familia, amigos y siempre digo que estoy solo estando con ellos, pero juntos sentimos la soledad hacia el mundo que nos rodea. Me gusta que en los países latinoamericanos haya mujeres que se llaman Soledad, es algo peculiar y poético”, dijo en conferencia de prensa.

Cărtărescu (Bucarest, 1956) es catedrático, poeta, ensayista, novelista, activista y en su obra reconoce la influencia de autores como Jorge Luis Borges. ‘‘Algunas veces te aburres leyéndolo porque es muy estereotípico, pero al mismo tiempo es tan grande como el cielo que tenemos sobre nosotros. Te aburres viendo el cielo pero lo sigues teniendo sobre la cabeza. Después de Kafka, Borges es quien ha logrado hacer las mejores parábolas, vive a través de sus parábolas arquetípicas”, añadió Cărtărescu, quien en 2014 obtuvo el Premio Euskadi de Plata de Narrativa por su libro Las bellas extranjeras.

Sus escritores favoritos latinoamericanos comienzan en Argentina: Borges, Adolfo Bioy Casares, Julio Cortázar, Silvina Ocampo, Ernesto Sabato y de ahí a los premios Nobel Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa.

‘‘Siento que tenemos la misma raíz. Muchas veces dicen que Rumania es un país latinoamericano perdido en Europa. Compartimos una lengua romance, las mismas diferencias entre ricos y pobres y la fascinación por los dictadores”, añadió el escritor, quien entre sus nuevas novelas tiene Solenoide, publicada por Impedimenta en castellano.

Bucarest, alter ego o alma gemela

Mircea Cărtărescu habló también de la relación de Bucarest con su obra literaria. ‘‘Es una ciudad que no existe. La mayoría de los edificios que describo en mis obras no existen. Me gusta construir ruinas, creo que las ciudades en ruinas expresan mejor el espíritu humano. No me interesan las ciudades de vidrio y metal”.

En este caso ‘‘Bucarest es un alter ego o un alma gemela. Siempre he querido tener una ciudad en la que sea el único habitante para poder explorarla en todas sus dimensiones. Esto es posible en mi Bucarest”.

Respecto de su candidatura al máximo galardón literario, dijo:

‘‘El Premio Nobel es un tema un poco incómodo, porque nunca sabes qué decir sobre él. Han sido muchos los buenos escritores que lo han recibido, pero también son muchos los buenos escritores que no lo recibieron.

‘‘La literatura, para que de verdad lo sea, tiene que ser más que una experiencia estética. Un escritor necesita compasión, entender a las personas, que todo mundo es igual y empatizar con él. Nadie puede pasar frente a alguien que sufre y ser indiferente. Este tema ético ha aparecido tarde en mis textos, pero se ha quedado para siempre.”

En su novela Solenoide hay una meditación que va más allá de lo estético: ‘‘Esas 10 páginas son un grito de auxilio. Fue mi manera de sentir el sufrimiento universal. Ahí he tratado de expresar el grito de auxilio de la humanidad”, explicó Cărtărescu.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: