El cardio no es la mejor manera de perder la grasa del abdomen


Llevas mucho tiempo queriendo que tu ‘gordominal’ se convierta definitivamente en un ‘six pack’, pero no sabes cómo empezar. Si estás muy obsesionado con tu tripa y cada vez que te sientas y observas cómo sobresale te dan los siete males, es normal que quieras cambiar tu estilo de vida para decirle adiós para siempre. Sin embargo, es probable que no estés haciendo las cosas como se deben.

Posiblemente pensaste que una dieta equilibrada (bien) junto con ejercicio frecuente (también) es todo lo que necesitas para quitarte la grasa. Haces muy bien, pues la tripita cervecera, además de no ser muy estética, también tiene efectos negativos para la salud: aumenta el riesgo de desarrollar diabetes, gota, hipertensión arterial y, en consecuencia, es un factor de riesgo cardiovascular. Así pues, comienzas a comer carne a la plancha y a hacer mucho cardio y crees que ya está todo hecho.

Alta intensidad

Error de principiante. En primer lugar, porque reducir la grasa alrededor del abdomen es muy complicado, deberás enfocarte en la corporal. Y por supuesto que la dieta constante y el ejercicio juegan un papel fundamental en ello, pero es cierto que algunos entrenamientos queman grasa más rápido y eficientemente que otros, y quizá no te imaginas cuáles son.

EC

Lo primero que hizo fue decir adiós a la comida basura y pronto comenzó a notar diferencias en su organismo. Su fuerza y sus niveles de energía se habían incrementado

Entonces, ¿por qué el cardio no es la mejor opción? Al fin y al cabo, este tipo de trabajo con el que se bombea el corazón e induce el sudor, como correr, montar en bicicleta o nadar, parece una buena opción. Y aunque es cierto que juega un papel importante en un estilo de vida saludable, no es la forma más efectiva de perder grasa. Según una entrenadora personal, el título se lo lleva el entrenamiento de resistencia, especialmente si incluye circuitos con alta intensidad.

El cardio no desarrolla músculo, de hecho, si se hace en exceso, puede conseguir que pierdas el poco que tengas

La combinación de entrenamiento de intervalos de alta intensidad (HIIT) y un entrenamiento de resistencia es sin duda muy efectiva, como informa la entrenadora personal Ashley Kelly en una entrevista a ‘Pop Sugar’. “Al fin y a cabo, estás realizando una serie de ejercicios diseñados para fortalecer partes específicas del cuerpo con poco o ningún descanso entre ellos”, indica. Se trata de una fórmula bastante simple: desarrollas músculo a través del entrenamiento de fuerza, ya sea con pesas o ejercicios de peso corporal, y maximizas el ritmo cardíaco al hacerlo en circuitos rápidos e intensos.

¿Por qué es más efectivo? Aunque el cardio hace maravillas para aumentar tu ritmo cardíaco, no desarrolla los músculos como lo hacen el HIIT y el entrenamiento de resistencia; de hecho, si se hace en exceso, puede conseguir que pierdas el poco que tengas. Con el entrenamiento de resistencia de alta intensidad, en cambio, el objetivo es desarrollar ese músculo potencial. No solo quemas calorías importantes durante el entrenamiento, gracias a tu frecuencia cardíaca elevada, sino durante todo el día. “Hay una correlación directa entre la masa muscular de un individuo y la cantidad de calorías que quema”, explica Ashley. “El músculo destruye la grasa incluso cuando estás descansando”, añade.

Aunque esto no quiere decir que a partir de ahora debas abandonar el ejercicio de cardio, pues, como decíamos, es fundamental para la salud general. Un estudio de 2016 del ‘Journal of Internal Medicine‘ mostró que algunos ejercicios como andar, subir escaleras, montar en bicicleta o nadar disminuyen la posibilidad de enfermar de diabetes tipo 2, algunos tipos de cáncer, osteoporosis o incluso depresión. “El éxito para la quema de grasa es el entrenamiento de resistencia al menos dos veces por semana junto con cardio, también un par de veces”, indica Ashley. “También es buena idea descansar entre medias, y siempre es beneficioso moverte al menos media hora cuatro o cinco días. No es necesario que hagas el esfuerzo máximo pero desafiarse a uno mismo siempre está bien”, concluye.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: