Desde la activación física, la bailoterapia tiende puentes entre gente de todas edades



Desde la activación física, la bailoterapia tiende puentes entre gente de todas edades

▲ Anette García (izquierda) y familiares bailan en la terraza de su casa, en La Habana, siguiendo las instrucciones de Proyecto Vive +.Foto Xinhua

Xinhua

 

Periódico La Jornada
Miércoles 13 de mayo de 2020, p. 7

La Habana. Los cubanos, apasionados de la música y bailadores por excelencia han encontrado en la bailoterapia una de las fórmulas para distraerse en casa y frenar el nuevo coronavirus.

Anette García, una joven de 22 años residente en La Habana, pasaba la mayor parte del tiempo conectada con su teléfono celular para chatear, reproducir videos y escuchar música, hasta que un día encontró una publicación que cambió su rutina.

En ese momento comenzó a interactuar en un grupo creado en redes sociales por los más de 600 seguidores del Proyecto Vive +, iniciativa que publica videos instructivos sobre cómo practicar ejercicios físicos en el hogar.

La estudiante, quien se gradúa este año como ingeniera industrial, dijo que principalmente despertaron su atención los videos didácticos sobre bailoterapias, al descubrir que existía como una especie de diálogo entre la música y el cuerpo.

Son muchos días sin salir de casa y no debía permanecer tan sedentaria, me gusta el deporte y no dudé en conectarme virtualmente con amigos para hacer juntos bailoterapia, dijo Anette.

Unir a la familia

El Proyecto Vive + no sólo promueve el ejercicio físico en las redes sociales; su objetivo principal es tender puentes, desde la cultura física, entre individuos de diferentes edades, explicó uno de sus líderes, Daniel Villarreal.

La idea surgió hace dos años por iniciativa de un grupo de estudiantes de la Universidad de Ciencias de la Cultura Física y el Deporte Manuel Fajardo.

Desde entonces, organizamos actividades en hogares de ancianos y en comunidades de La Habana, donde las personas de la tercera edad ejercitan su cuerpo, incluso los estimulamos para que hagan bailoterapia, por supuesto durante un tiempo y a un ritmo limitado, especificó Villarreal.

El estudiante de tercer año de licenciatura en cultura física opina que una de las ventajas de la bailoterapia es que pueden hacerla desde los niños hasta personas de edades avanzadas, convirtiéndose en una opción para unir a la familia mientras se mantenga la pandemia.

Villarreal graba los videos en la azotea de su casa y luego los sube a Internet aprovechando la alta velocidad de la incipiente conexión 4G en Cuba, un país de unos 11 millones de habitantes, con más de 6 millones de teléfonos celulares y donde unos 3.7 millones de usuarios acceden a datos móviles.

El joven aseguró que sus videos no convocan a bailar bien o competir. El propósito final es ejercitar el cuerpo, y por eso siempre está presente la música cubana, porque resulta muy contagiosa para todos.

Sin conciertos desde marzo

Los cubanos se han quedado temporalmente sin sus principales plazas de baile desde que el pasado 25 de marzo, como parte de las medidas de enfrentamiento al nuevo coronavirus, el Ministerio de Cultura suspendió conciertos y bailables.

Ante esta situación, Arleti García, de 16 años, piensa que es muy positiva la decisión de muchos músicos cubanos de sumarse a la iniciativa global para ofrecer las canciones desde sus casas.

Mientras movía la cintura al ritmo de la popular agrupación Habana de Primera, la estudiante de preuniversitario confesó que es fanática de la salsa cubana y que, de algún modo, ella también hace bailoterapia viendo los conciertos en vivo desde su laptop.

Nuestra música es muy movida, te hace sentir libre, posibilita una mayor expresión del movimiento, es distinto, te da vida, dijo.

Poder de convocatoria

Sobre los conciertos virtuales desde casa, el músico cubano Alexander Abreu, líder de la orquesta Habana de Primera, sostuvo que la música es un refugio de paz para muchas personas, tenemos el poder de convocar con nuestro arte y pedir que hagan lo correcto en estos tiempos.

Por estos días el conocido trompetista ha colocado en el hit parade local el tema Quiero verte otra vez, que hace un llamado a la responsabilidad individual y colectiva ante la emergencia sanitaria global.

Cuídate tú y dale valor a tus seres queridos, quédate en casa sí, que quiero verte otra vez, dice la letra de la canción.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: