¿Cuántos huevos debemos comer? Estudio relaciona el colesterol alimentario con cardiopatías


El consumo de huevos se ha relacionado con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular y de muerte en un estudio que seguramente reabrirá el debate sobre si los huevos son perjudiciales para la salud del corazón.

Los huevos son la fuente más importante de colesterol alimentario en la dieta occidental, y un huevo promedio de 50 gramos contiene aproximadamente 186 miligramos de colesterol, de acuerdo con un reciente estudio publicado en la revista JAMA. En promedio, los participantes del estudio consumieron 241 miligramos de colesterol al día.

Los investigadores encontraron que el consumo diario de 300 miligramos de colesterol alimentario se asociaba con un aumento de 17 por ciento en el riesgo de enfermedad cardiovascular, y con un riesgo de 18 por ciento de lo que se conoce como mortalidad por todas las causas (es decir, la muerte producida por cualquier causa).

Un individuo que consuma tres o cuatro huevos por semana parece tener un riesgo 8 por ciento mayor de mortalidad por todas las causas, y un riesgo 6 por ciento mayor de enfermedad cardiovascular. Estos hallazgos podrían ser preocupantes para los estadounidenses promedio, que consumen de tres a cuatro huevos por semana, según el estudio.

“De acuerdo con nuestra investigación, no existe una cantidad ‘segura’ [de colesterol] que pueda consumirse”, declaró a Newsweek el autor principal del estudio Victor Wenze Zhong, estudiante posdoctoral del departamento de medicina preventiva de la Facultad Feinberg de Medicina de la Universidad Northwestern. “Cualquier consumo adicional se relaciona con un aumento en el riesgo de enfermedad cardiovascular y de muerte”, dijo.

Zhong dijo a Newsweek que al equipo le sorprendió encontrar que los riesgos relacionados con el consumo de huevos y de otros alimentos ricos en colesterol era evidente incluso en aquellas personas que tenían una alimentación relativamente sana.

“Esto indica que puede ser importante considerar la reducción en el consumo de alimentos ricos en colesterol alimentario, como los huevos, cuando se elige un patrón de alimentación saludable”, afirmó.

Durante décadas, los expertos han debatido si el colesterol presente en los huevos supera a los beneficios de salud de este alimento. Recientemente, en los Lineamientos de Alimentación para los Estadounidenses 2015-2020, se afirmó que el colesterol no era una preocupación, pero que las personas deberían “consumir la menor cantidad de colesterol alimentario posible”.

Estos hallazgos contrastan con los de estudios anteriores, en los que se indica que el colesterol tiene una relación escasa o nula con las cardiopatías, y que las grasas saturadas planteaban el mayor riesgo, declaró a Newsweek Lauri Wright, vocera de la Academia de Nutrición y Dietética, que no participó en el estudio.

El colesterol es una sustancia parecida a la grasa, producida por el hígado. El colesterol “bueno”, producido por el cuerpo, ayuda a digerir los alimentos y a producir hormonas. El colesterol “malo”, que suele encontrarse en los productos animales como los huevos, la carne y los productos lácteos, se ha relacionado con enfermedad coronaria, apoplejía e insuficiencia cardíaca. Dado que las cardiopatías causan la muerte de alrededor de 610,000 estadounidenses cada año, siendo responsables de una de cada cuatro muertes, es importante comprender la función de ciertos alimentos, como los huevos.

Los investigadores evaluaron a 29,615 participantes con una edad promedio de 51 años, que tomaron parte en seis estudios independientes, realizados en Estados Unidos. El tiempo medio de seguimiento en estos estudios fue de 17.5 años, y el seguimiento más largo se produjo durante 31 años. En ese tiempo, 5,400 personas sufrieron un evento cardiovascular y 6,132 murieron.

Sin embargo, Zhong hizo énfasis en que el estudio fue de tipo observacional y que no podía demostrar que el colesterol alimentario o el consumo de huevos pudiera provocar una enfermedad cardiovascular o la muerte. Y es posible que los resultados no se relacionen con las poblaciones de otras regiones, particularmente en los países de bajos y medianos ingresos.

Zhong también advirtió que evitar los huevos y los alimentos ricos en colesterol podría llevar a consumir “una alimentación desequilibrada y poco saludable”, dado que los huevos y la carne roja “son buenas fuentes de muchos nutrientes importantes, como los aminoácidos esenciales, hierro y colina”.

“Una recomendación más adecuada sería la de comer únicamente las claras en lugar de huevos completos, o comer estos últimos con moderación, con el objetivo de disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular y muerte”, dijo.

Wright elogió a los investigadores por utilizar una muestra amplia de personas, y por tomar en cuenta factores de riesgo poco saludables, como el consumo de grasas saturadas, en la valoración de los datos.

Sin embargo, dijo a Newsweek que “sumar el colesterol alimentario al consumo de huevos fue algo así como ‘inclinar la balanza’ desde el punto de vista estadístico”, pero añadió que, a pesar de ello, el estudio estaba “muy bien diseñado”.

Aisling Pigott, vocera de la Asociación Dietética Británica, que no participó en el estudio, declaró a Newsweek que: “Pienso que es importante no caer en el pánico, ya que esto nos muestra que necesitamos examinar un poco más nuestros conocimientos.

“El antiguo consejo sigue siendo válido: los huevos, con moderación, no tienen absolutamente ningún problema como una fuente útil de proteínas. No existe una cantidad segura o riesgosa [para consumir], pero opino que un nuevo al día no debería causar ningún problema”.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: