Cuando la inocencia de un niño toma el control del Vaticano (fotogale


Wenzel Eluney en un momento determinado escapo de su madre y subió a la zona donde estaba sentado el pontífice celebrando la audiencia y se puso a jugar alrededor de uno de los guardias suizos y a correr por ese espacio.

Wenzel Eluney, un niño niño autista juega con un guardia suizo en el salón Pablo VI en el Vaticano. Foto AP

El Papa Francisco y el Arzobispo George Gaenswein se ríen cuando Wenzel Eluney, un niño autista juega con un guardia suizo en el Salón Pablo VI, en el Vaticano. Foto: AP

La madre de Wenzel Eluney intenta llevarse a su hijo. Foto: EFE

La hermana de Wenzel Eluney intenta llevar a su hermano. Foto: EFE

Wenzel Eluney, un niño niño autista juega con un guardia suizo en el salón Pablo VI en el Vaticano. Foto AP

Wenzel Eluney, un niño niño autista juega con un guardia suizo en el salón Pablo VI en el Vaticano. Foto AP

Wenzel Eluney, un niño niño autista juega con un guardia suizo en el salón Pablo VI en el Vaticano. Foto AP

Wenzel Eluney, un niño niño autista juega con un guardia suizo en el salón Pablo VI en el Vaticano. Foto AP

Wenzel Eluney, un niño niño autista juega atrás del Papa Francisco y el Arzobispo George Gaenswein en el salón Pablo VI en el Vaticano. Foto EFE



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: