Cuando el amor toca a la… cartera


CIUDAD DE MÉXICO (Expansión). – Érika Vara sabía que planificar una boda no sería sencillo. El número de invitados o el costo del banquete empezaban a asustar la cartera de esta joven dentista. A pesar de que el número de matrimonios bajó en México 11.18% entre 2007 y 2017, según datos del Inegi, aún muchos conservan el sueño de llegar al altar. Para cumplirlo, Vara se ajustó a un presupuesto y comparó costos de proveedores.
“Hay que organizar todo con tiempo y evitar que se meta tu familia, porque complica el presupuesto”, advierte Hugo Acevedo, programador que llegó al altar recientemente.
El número de bodas cae, pero el de divorcios aumenta: 91% en 10 años. Ambas situaciones van acompañadas de factores económicos. Te ayudamos a tener en cuenta los costos del amor… y del desamor.
Estos son los tips que los especialistas tienen para ti:
En las buenas…
Jorge Carrera, asesor de ventas de Bodas.com.mx, plataforma que ayuda a organizar enlaces, explica que ante la diferencia de precios –según el tipo de servicio–, lo mejor es hacer un presupuesto. Siéntate con tu pareja y comienza, con papel y pluma, a hablar de números: invitados, costo máximo del banquete… Todo esto implica voltear a ver tu cartera. Lo mejor es determinar un monto máximo para gastar.

Verónica Aquino, wedding planner de la agencia Corad, afirma que el costo total oscila entre 90,000 y 240,000 pesos. Dejar a un especialista la organización de toda la boda ahorra costos, ya que al tener proveedores regulares, obtienen mejores precios.
La mejor recomendación es no pedir un crédito y evitar comenzar endeudado una nueva vida en pareja. Empezar a planear con tiempo te puede ayudar a bajar las cifras.
Y en las malas
Un divorcio representa pérdidas emocionales, pero también patrimoniales. Su costo y la complejidad dependen de la situación de cada pareja. Y si bien en cualquier colonia se encuentran mantas que publicitan la disolución de un matrimonio por poco dinero, Arely Morales, abogada familiar, aconseja no dejarse llevar sólo por el precio, sino conocer bien quién representará tus intereses, su experiencia y su reputación.
Aunque parezca frío en un momento en el que la pareja no piensa en el divorcio, un acuerdo prenupcial facilita la vida. “Un acuerdo por bienes separados ahorra de dos a seis mes de honorarios de un abogado”, dice Alan Miranda Juárez, licenciado en Derecho con experiencia en temas familiares.
Si hay una liquidación de bienes, el abogado puede cobrar entre 10 y 30% del valor del inmueble.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: