Chivos expiatorios, dos empleadas de bar presas por muerte de Sandoval


Foto

▲ Unos 30 vehículos recorrieron ayer en caravana las principales calles de Puerto Vallarta, Jalisco, en protesta por la detención de María del Rocío y Casandra, empleadas del Bar 5, donde fue asesinado el ex gobernador priísta Aristóteles Sandoval; aseguraron que fueron inculpadas injustamente.Foto Javier Santos

Javier Santos y Juan Carlos G. Partida

Corresponsales

Periódico La Jornada
Lunes 11 de enero de 2021, p. 25

Puerto Vallarta, Jal., Familiares de María del Rocío y Casandra, empleadas del bar Distrito 5 en Puerto Vallarta, donde fue asesinado el ex gobernador priísta Aristóteles Sandoval el 18 de diciembre, efectuaron una marcha en la que participó una treintena de vehículos en caravana para exigir justicia por la detención de ambas mujeres, a quienes consideran chivos expiatorios de un crimen en el cual no tuvieron que ver.

Los autos con globos rosas y blancos recorrieron algunas de las principales calles del puerto para sensibilizar a la población, pues mientras ellas están detenidas, quienes ordenaron limpiar la escena del crimen continúan libres, a pesar de que las autoridades ya deben de tenerlos identificados gracias a los videos que poseen y de los cuáles sólo han mostrado imágenes del momento en que los trabajadores trapean, quitan alfombras y limpian, todo ello después del asesinato, señalaron sus familiares.

María Magdalena, hermana de María del Rocío, dijo en la Fiscalía Regional (donde culminó la caravana): Lo único que como familia exigimos es justicia.

Sara, tía de Casandra, también pidió que les perdonen su error. Ellas no son responsables, simplemente recibieron órdenes. La adrenalina del miedo que tenían les hizo obedecer algo que no tenían que haber hecho. Pero no es su culpa, que detengan a los culpables, los que mandaron limpiar, los que hicieron eso.

Los parientes también informaron que ambas detenidas son madres de bebés, quienes padecen la ausencia de sus progenitoras.

La caravana salió de las inmediaciones de la central camionera, muy cerca de la fiscalía; a velocidad baja recorrió la avenida Medina Ascencio, y llegó al centro de la ciudad, pasó por la presidencia municipal y finalmente regresó a la sede de la institución de justicia.

María del Rocío y Casandra laboraban en el bar Distrito 5 de encargada de relaciones públicas y capitana de meseras, respectivamente. Fueron detenidas en cumplimiento de una orden de aprehensión el pasado 29 de diciembre y el 4 de enero fueron vinculadas a proceso por encubrimiento.

Por la alteración de la escena del crimen, también fue arrestado otro trabajador del bar.



MÁS INFORMACIÓN

Facebook
A %d blogueros les gusta esto: