Carlos Fernández-Vega: México SA



Desde que se instaló en la Casa Rosada –10 de diciembre de 2015– el mayor logro de Mauricio Macri ha sido destrozar el poder adquisitivo de los argentinos, derrumbar la economía de su país y pulverizar la moneda nacional. Apenas dos semanas después de tomar posesión del cargo, el peso acumulaba una devaluación de 40 por ciento, y a estas alturas supera 510 por ciento, con un desplome de 1.6 –como promedio anual– del producto interno por habitante, una caída, también promedio, de 0.63 por ciento en el PIB, escalada inflacionaria e incremento sostenido del desempleo. Lo peor del caso es que le restan algunos meses para ofrecer resultados aún más desastrosos.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: